Los blogs personales han muerto

Los blogs personales han muerto. Es curioso que diga una afirmación así en un blog personal, pero es una realidad. Los blogs personales están en el ocaso de su vida. Se acabó, fue bonito mientras duró. Después de casi dos décadas de historia, los blogs en los que la gente contaba su vida nos están diciendo hasta siempre.

¿El motivo? Quizás la culpa de todo la tengan las Redes Sociales. En mi caso, Twitter mató a la… ¿estrella? del blog. La falta de tiempo, de interés, sea lo que sea, el caso es que he notado como los blogs personales pasaban de moda. Seguimos escribiendo en ellos, pero de forma casi testimonial, muy de vez en cuando. Mantenemos un fino hilo de vida en ellos, más por lo que han sido para nosotros que por lo que serán.

Nunca he sido un gran lector de blogs. Quizás por eso nunca fui un gran bloguero. Dicen que para escribir hay que leer. Durante diez años he escrito en esta página y apenas he leído otras más allá de las de mis amigos más cercanos y de forma muy esporádica. Y reconozco que hace tiempo que no lo hago, así me imagino que el resto del mundo ha optado por el mismo camino.

Esto no significa que el blog haya muerto. Todo lo contrario. El blog es una gran herramienta, ya fuese en 2004 o 2014. Sólo que hoy los blogs se han profesionalizado, o se han vuelto más específicos o técnicos. Leemos bitácoras sobre nuestras aficiones y gustos, pero apenas nos paramos a leer las historias de gente como nosotros. Está claro que al ser humano le sigue gustando escribir. Y seguirá escribiendo, pero bajo otros perfiles o usando otras herramientas.

Me da pena escribir algo así, más en un año especial para este blog, que cumple diez años en agosto. Pero por desgracia, es la realidad. Atrás quedaron esas competiciones por los Bitácoras, esos magníficos encuentros llamados Beers & Blogs y los EBE llenos de blogueros hablando de blogs. Echando la vista atrás, casi te parece que ha pasado un siglo desde aquellos tiempos.

Aun queda algún que otro lector y lectora de historias personales. A ellos nos debemos y no podemos hacer otra cosa mas que agradecerles su afecto durante tanto tiempo. No sé vosotros, pero yo no me he planteado nunca darle carpetazo a esta cosa. Para mí el blog no deja de ser un diario público que bien podría ser una autobiografía. Mi descendencia tendrá en mi blog 10 años de mi vida. Esperemos que sean unos cuantos más.

Etiquetas:Etiquetas:
  1. Yo sigo escribiendo. Tres entradas a la semana, excepto semanas malas o festivas. Al menos desde el septiembre pasado. ¿Falta de tiempo? No, me sobra. El problema es que no sé si sigue siendo personal o es otra cosa…

  2. Coincido completamente con el artículo. Llevo con blog personal unos 6-7 años, quizá más, en diferentes etapas. Me canso, no tengo ni veo interés en seguir.
    Los blogs que sigo han muerto o se han unido para crear algo más grande y repartir la carga del posteo semanal… A la vez estamos saturados de información, que te obliga a desechar lecturas.
    Las redes sociales son las culpables… está claro. Lo que antes era un post, ahora se resume en 140 caracteres y en el momento.
    Particularmente seguiré pero me pasará lo mismo. Cansaré y 3 meses despues, volveré con fuerza… Mi idea es unirme a alguien y repartir las cargas

  3. A mi blog personal lo mató FB, solo lo uso cuando me piden un favor o un post patrocinado (total, la difusión va a ser la misma que en mis blog “profesionales”) PERO…

    Hace un mes que mantengo un tumblr anónimo de desahogo, es un blog MUY personal y una terapia cojonuda. Algo que no puedo hacer en “Gotitas de vida” y es mucho más fácil que crearse un alter-ego en FB.

    Los blogs personales han muerto, larga vida a los blogs personales.

  4. Pingback: ¿Qué tipo de blog es este?: Blog de Bori

  5. Como vengo de contar en el blog del señor Bori, que sale a raíz de este, creo que hemos dado un sentido equivocado a la palabra “personal”. ¿Qué es personal?, hablar de si mi novia me ha dejado… Pues creo que sí, en ese caso han muerto los blogs personales.

    Ahora bien, si por personal es contar una historia, hacer una crítica de cine, o una reflexión sobre la contaminación del rio de tu pueblo, creo que esos siguen y funcionan mucho.

    Para mí eso es personal. Para mí el blog de Escolar en su propio medio es personal, porque lo que escribe desde su visión como persona. Habla de política, sí, pero es su opinión (en la mayoría de las veces). Pues lo mismo sucede con un blog de literatura. Que alguien hable de los libros que lee o las presentaciones a las que asiste, para mí no es profesional ni especializado… es personal.

  6. Pues que quieres que te diga… discrepo. Yo creo, de hecho, que los blogs personales son de lo que mas merece la pena de Internet. Siempre he tenido blogs a los que les he hecho muy poco caso (como blogger son un desastre). Pero tengo una carpeta en marcadores con mis blogs preferidos, y de vez en cuando voy checkeando al azar (nunca me ha convencido el RSS) y sigo encontrando opiniones, ideas, reflexiones… que no se podrían encontrar en otro lugar.

    Creo que la vida, el mundo, y todo en general, es algo complejo, que requiere mas que 140 caracteres. Muchas veces, lo mas interesante de twitter (que me encanta como herramienta) son los enlaces a webs personales o de organizaciones.

    Lo que si creo es que entre los blogs personales hay mucha morralla (y pongo como ejemplo mi propio cutreblog). Pero al final, no hace falta rebuscar mucho para encontrar cosas que merecen mucho la pena.

  7. Pingback: Blog o no blog, esa es la cuestión | Acción Network Global S. L.

¿Quieres opinar?