• El día después en Irak

    Imagínate una lata de Coca Cola.  Tienes sed, por lo que la abres, te bebes su contenido y la tiras. No necesitas guardarla como recuerdo ya que…