Buick LaCrosse avis 2013 red

Adiós, 2013

31 de diciembre. Como todo bloguero, me siento en la necesidad de escribir uno de esos típicos posts en los que uno repasa su año. Enumerar las cosas buenas, hablar de lo malo y proponerte metas de cara al 2014. Un clásico que funcionaba en 2008 y que aun hoy se sigue dando. Como hacía unos días que no escribía, y la última vez que lo hice no fui nada positivo, hoy me siento con la obligación de escribir unas lineas.

Si he de definir este año con una sola palabra, ésta será transición. 2013 no ha sido un año de la hostia. Ha tenido grandes momentos, pero también ha habido algunos malos. No pasará a la historia como el mejor año de mi vida, pero tampoco como el peor. Se va un año del montón para dejar paso a un año… desconocido. Aun no se cómo será 2014. ¿Seguirá esta transición? ¿Será un año de cambios? el tiempo lo dirá. Sólo sé que no me he puesto metas. Lo que sea, vendrá, para bien o para mal.

Quizás lo más destacabe de este 2013 fuesen mis vacaciones por America. 21 días recorriendo los Estados Unidos de norte a sur. Una experiencia única que jamás olvidaré y que hizo que pasase por sitios como Memphis, Indianapolis, los estados de Alabama, Mississippi o Tennessee. 5000 kilómetros dentro de un bucik LaCrosse rojo. Anécdotas, recuerdos, mi primer partido de beisbol en directo y mil historias más concentradas en apenas tres semanas. Este viaje y el otro que hice a la costa oeste en 2011 se quedarán siempre en mi recuerdo. Son recuerdos de sueños cumplidos, de historias que nunca se olvidarán y que no me cansaré de contar.

Mi 2013 nació en Berlin y morirá en la Vitoria de mis amores. Un año que me ha devuelto a situaciones oscuras que creí haber olvidado. De ellas he aprendido y ahora, alejandome de ellas, veo que mis problemas son más simples de lo que yo creía. Antes dije que no me había puesto metas para este próximo año y creo que mentí. En 2014 aprenderé a simplificar las cosas. Y sobre todo, aprenderé a disfrutar de cada minuto.

Aprovecho para desearos un feliz año y para agradeceros vuestras muestras de cariño durante las últimas semanas. No han sido pocas y hay algunas que aun no he contestado. Especialmente una, la de un tocayo al que no sé qué decirle. Me dejó sin palabras y aun no he encontrado las necesarias para él. Sólo diré que es un grande y un valiente, y que su artículo me ha enseñado a ser más fuerte. Muchas gracias, amigo. Esta crisis me ha hecho ver cosas que antes no veía. Ha servido para demostrarme  que hay gente que me quiere y se preocupa por mí. También ha servido para que otros encuentren la puerta de salida. Gracias a unos y hasta nunca a otros.

Os dejo con una canción muy especial. Esta depresión ha hecho que escuche mucha música, especialmente me reencontrado con los Rolling Stones. Ahora mismo estoy enamorado de la discografía de Jagger, Richards y compañía. Esta banda ha estado muy presente en todo este 2013. Sonaron en esa maravillosa nochevieja berlinesa, en mis vacaciones yanquis y en mis momentos más tristes. Disfrutad de Simpathy for the devil. Feliz 2014, motherfuckers!

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Alberto

    La mejor respuesta que puedes darle a este tocayo que tenemos en común es simplemente este post de hoy, ver que sales de nuevo a la luz, que vuelves a llenar este blog, twitter, tantas cosas, de tus palabras, que tantas veces nos han hecho sonreír cuando estábamos tristes, o nos han hecho pensar, o nos han enseñado una canción que no conocíamos. Tienes la capacidad de cambiar el estado de ánimo de los que te rodean, y eso poca gente lo tiene. Y lo tienes tú, porque eres un tío grande, grande de corazón y grande de espíritu.

    Yo tampoco me he puesto metas fijas, visto que soy especialista en no cumplirlas. Pienso también vivir el día a día y disfrutarlo segundo a segundo. Al final, la experiencia me está demostrando que cuando parece que todo está perdido, aparece una salida que no había previsto y que en muchas ocasiones es mejor que lo que había. Y me gustaría leerte todos los días y cumplir mi sueño de verte un día en una #mepartoparty en directo, así que ni se te ocurra quedarte en las sombras. Sé donde vives y sé donde trabajas (siempre había querido escribir esto :P )

    Feliz año, amigo mío. Un abrazo.

¿Quieres opinar?