La Corona mola

Hoy voy a romper una lanza a favor de la monarquía. Si, el 14 de abril, el día de la republica. Y la rompo con todo el honor que me hace ser republicano. Y no, no es una contradicción. Desde mi tierna infancia fui progresista, mucho más que la mayoría de falsos republicanos que hoy sacan pecho en sus blogs, en Facebook y sobre todo en Twitter. Soy más republicano que Carrillo y la Pasionaria juntos. Sin embargo, me declaro fan de los reyes.

Para empezar, soy un subdito de los Reyes Magos. Porque ahora mucha tricolor, mucho antimonarca, mucho “ni Juan Carlos, Ni Sofia, no queremos monarquía”, pero llega el 5 de enero y todo cristo espera un regalo de las tres coronas mágicas. ¿Por qué no os quedáis con Papa Noel? Ah, y mucho lirili sobre los reyes, pero todo Dios quiere el día de Reyes como festivo. Ay, que se pilla antes a un mentiroso que a un cojo. Que poco os gusta trabajar.  Os vendéis por un duro de madera, jodíos.

Pero no sólo por eso soy monarquico. ¿O acaso hay gente que prefiere el McDonalds por delante del Burger King? ¡Amigo! Aquí la monarquía vuelve a sacar pecho. Cuántos de los que hoy han salido a manifestarse han celebrado su cumpleaños en un Burger King. O peor, la de gente republicana que tiene una foto con esa corona de papel. El Burger King es amor. Mucho mejor que la gran eme. Hamburguesa más grande, mejores raciones… y la corona, que la corona es mucha corona. Reconozco que aun a mis 27 años me dan ganas de coger una corona cada vez que voy a estos establecimientos y con toda la fuerza gritar VIVA EL REY.

Si hasta en nuestro día a día es mejor ser rey que presidente. ¿O no suena mejor eso de “ser el rey de tu casa”? Cuando dicen eso no pienso en el Juancar, sino en los Tudor, en los Stark, en Elvis Presley… todos grandes. Ahora piensa que fuese el “presidente de tu casa”. ¿Te gustaría ser un Rajoy? ¿O un ZP? o peor, ¿Un Aznar? que cabrones los del IKEA y su felpudo. Cuánto daño ha hecho esa frase en la entrada de todas las casas. ¿Cuánto habrá pagado IU a la multinacional sueca por traer ese felpudo? Eso sí que es un misterio digno de sacar a la luz y no la trama Gurtel.

Amigos y amigas, la monarquía no es tan cabrona como os la pintan. Que el Juancar es un pobre diablo. Un tipo con muy mala suerte. Un tipo que limpiaba su escopeta sin el seguro y oye, mató a su hermano. Mala suerte. Como la que tuvo delante de ese pobre elefante. Porque todos poniendo a parir al king por matar a ese paquidermo, pero nadie quiso saber más acerca de éste. Igual el elefante era un cabronazo, un tipo que no cedía su comida al resto de la manada, o que se cagaba en medio de la calle para que tú después pisases su ñordo. ¡Claro! os han vendido una moto y no habéis visto si ésta estaba bien o mal. Si es que sois como Sasha Grey, ¡Que os lo tragáis todo!

*  *  *

Y ya en tono serio, creo que hoy no será el día en el que me reafirme como defensor de la república. Hoy todo el mundo es republicano y progresista. Puede que sea mañana, o dentro de una semana, cuando apoye la república. Cuando todo el mundo hable de Gran Hermano, de Fernando Alonso o de la Champions. Ese día será cuando saque la tricolor y reafirme mi apoyo a ese sistema. Hasta entonces, me esconderé detrás de todos esos gitanos de temporá que hoy han llenado todo de postureo.

Eso sí, viva la república.

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. El que prefiera McDonals a Burguer King (salvo el McRibs que no tienen homólogo) merece el más terrible de los oprobios.

    Viva la cosa pública y #35matrículas.

¿Quieres opinar?