Antes de llamar a un CAU, SAT, al 1004 o a cualquier servicio telefónico…

…recuerda que:

  • Los que trabajan en un call center son (somos) personas.
  • A ti no te gusta que te traten como el culo en tu trabajo, así que trata bien al interlocutor.
  • La música de espera es señal de que están trabajando en algo. NO significa que hayan dejado el teléfono a un lado. ¿A dónde quiero llegar a parar? Nunca, repito NUNCA insultes o hagas comentarios comprometedores/insultantes cuando te ponen dicha musiquilla de espera. Que tú no nos escuches no significa que nosotros no lo hagamos. De hecho, os escuchamos, y muchas veces nos cagamos en, por ejemplo, vuestras madres.
  • La prepotencia nunca ayudará a que tus problemas se solucionen más rápido ni de forma más efectiva. Siempre has de ponerte en el sitio del trabajador. ¿Te gustaría recibir llamadas de personas chulas? pues ya está.
  • Nunca vayas de listillo, ni de adelantado. Sigue los pasos que te da el técnico. ¿Que ya lo habías hecho? hazle caso, probablemente lleve más tiempo trabajando con problemas como ese que tú.
  • Gritar nunca ayuda. Mucha gente piensa “Lo siento si pago los platos rotos contigo, pero alguien de ahí me tiene que escuchar”. A ver, ¿Es normal que un pobre currito que no gana más de 900 euros al mes tenga que aguantar gritos por un servicio que ofrece una gran compañía que nunca, repito NUNCA tiene detalles con él? ¿Verdad que no?Si, por ejemplo, tienes una incidencia o quieres poner una reclamación a una empresa de telecomunicaciones, no lo pagues con el teleoperador. Ya sea  paisano, joven, chica o “panchito”, todos los operadores somos personas, trabajadores que además no tenemos que aguantar auténticos insultos contra nosotros por culpa de terceros. Si quiero decir que los de Orange son unos chorizos, voy a Consumo y les pongo una reclamación, o pido un mail de contacto de su dpto. de quejas/reclamaciones. Lo que nunca haré es ir a una tienda y meterle caña al pobre dependiente o  teleoperador de turno.
  • Y siendo cabrones, “Si tan listo eres, ¿Para qué llamas?”.
  • No todos somos tontos.
  • No todos basamos nuestra experiencia en un cuestionario.
  • Haznos caso.

Y nota final: Si te portas como el culo, no te asustes si escuchas muchos silencios o te ponen música de fondo. Hay un 90% de probabilidades de que tras cada uno de esos silencios haya un insulto hacia ti. ¿A que ahora te lo vas a pensar dos veces antes de llamar a un SAT?

30110 Helmond callcenter Rabobank int 04 (Kerkstr) 2009

  1. Sólo un matiz:
    A veces el currito que te atiende sí tiene la culpa de tu problema. Me ha pasado bastantes veces. Algunas porque no tienen ni idea y se inventan la solución y otras porque, directamente, la cagan. No siempre es con terceros. Y no siempre ese currito accede a pasarte con un superior, o con el departamento de incidencias. Y ¿a quién no le han colgado el teléfono cuando ha pedido darse de baja?

    Entiendo que defiendas “tu gremio”. Y en buena parte tienes razón. Pero hay cosas que son inaceptables.

  2. PabloAsekas

    Si eres tú el que llamas me parece totalmente de acuerdo lo que has dicho. Es más, lo de la musiquita que nos podíais oír no lo sabía (lo intuía, pero no lo sabía). El problema viene cuando son ellos los que te llaman para realizar encuestas, consultas, recolección de información, y lo peor no es que llamen sino a que horas llaman.

    En fin, que muy bueno el post, sobre todo el “Si tan listo eres, ¿Para qué llamas?” alguna vez deberías decírselo a alguno de los tuyos jajajaja

¿Quieres opinar?