Reiniciando mi 2.0

¿Por qué no escribo tanto en mi blog? Con lo que ha sido esto. Había días en los que publicaba hasta dos posts. Y ahora ya veis, con suerte escribo uno o dos artículos por semana. ¿Es por Twitter? ¿Por mi trabajo? ¿Será que mi casa no me deja tiempo libre? No, no puede ser. Me he pasado varios días pensando en ello y creo que he llegado a una conclusión. Si no he escrito tanto en estos últimos meses es porque he querido escribir artículos muy cuidados y en ocasiones muy… comerciales. Me explico, he buscado posts que atraigan visitas y he dejado de un lado mis pensamientos o reflexiones. He cambiado el ser normal por el ser guay. Llamadlo ego, llamadlo ser gilipollas.

Lo dicho, le he dado muchas vueltas a la cabeza. ¿Quiero seguir siendo así? La verdad es que no. Me gusta currarme los posts de mi blog, y me gusta que alguno de estos funcione bien en cuanto a número de visitas se refiere. Pero no a cualquier precio. No quiero dejar de ser yo, de contar mi vida o mis pensamientos en alto para ser un tipo cool. Así que he decidido volver a ser como antes.

Mola crear contenidos en internet, pero de vez en cuando hay que decir lo que uno quiere o ser más campechano y plano. Hemos dejado de ser como éramos para seguir aparentando ser guays, y cada día esto se va ampliando más y más. Debemos ser más humildes y sencillos. Debemos hacer lo que nosotros queramos. Vivo de mí trabajo, no de internet, así que mis lectores, followers o los que sean tendrán la oportunidad de opinar libremente sobre mí, pero sin  que ellos sean jueces de mi vida. No soy una cadena de televisión, así que no he de vivir de mi audiencia. Si no disfruto, mejor será dejarlo todo y volver a empezar. Y disfruto, pero no quiero tener que sentirme presionado por nadie. No es que ahora me sienta así, pero en más de una ocasión lo he sentido, así que será mejor dejar estas cosas claras.

A partir de ahora, tuitearé, escribiré en mi blog y subiré a mi Tumblr lo que me apetezca, sea lo que sea. Porque me apetece disfrutar con las reglas que yo me marque. Ha reiniciado mi vida 2.0. ¿Te apuntas a seguir en ella?

Etiquetas:Etiquetas:
  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Leches! Es que de eso se trata esta mandanga, a pesar de los gurusesvendehumos! ^_^

  3. Curiosamente me ha pasado lo mismo. He estado colaborando en algún blog durante los últimos años porque por H o por B siempre hay algo dentro de ti que te pide llámalo escribir, llámalo crear contenido, llámalo equis. Desde que dejé de escribir por ahí, decidí hacerme un blog personal al que apenas le he dado uso porque o bien me daba pereza ponerme a maquetar un post o simplemente me daba pereza escribir algo trascendental.

    Ayer me dio por hacerme un tambler porque para poner algún pensamiento, imagen o vídeo rápidamente es lo mejor que hay. Otra cosa es que finalmente me pueda la desidia y acabe en el mismo lugar que el blog xD

    Por lo demás, apúntate una. Buena noticia es leerte en más de 140 caracteres.

  4. Es que no veo el problema en escribir y ser tú mismo.

    Yo siempre he tenido la premisa de que soy “un pack”: quién quiere mis posts quiere mis podcasts o mis videos o mis chorradas en Twitter / Facebook / Tumblr.
    Si un día me apetece escribir sobre Dostoievski lo haré, al igual que un día me apetezca hablar sobre Joss Wheddon, dibujar un perro homínido o hacerle una foto a una caca de perro…

  5. admin

    Gracias Jesús! No sabía yo que tú también le dabas al blog :D
    Toni, ése ha sido mi problema. Sentirme un pack que siempre ha de ser cool e interesante. Ahora lo veo de otra forma :D
    Muci, eres un cabrón, pero te amo.

  6. A quién se le ocurre gastarse 800 leuros en un panel solar. ¡Si es que te lo estabas buscando!!

  7. Esta bien llegar a la reflexión, yo ahora tardo meses en escribir un nuevo post… Voy a tener que reflexionar…

¿Quieres opinar?