¿Para qué ha servido el 15M?

Hace un año, un buen número de personas se echaron a la calle para gritar “Basta ya”. La sociedad española ha dejado de confiar en sus políticos, especialmente ésos que están en el poder. Es algo general, creo que la gran mayoría de nosotros no nos sentimos totalmente representados por nuestros concejales, parlamentarios regionales o diputados. Sencillamente se han alejado de nosotros y se han acercado a los centros del poder, a la banca o a los empresarios. La cosa es que un día alguien dijo estar hasta los cojones de esta situación e hizo algo más que lógico: salir a protestar  a la calle. No se encontró solo puesto que no era el único que pensaba así. Con la crisis apretándonos, con los políticos a su aire y con un malestar social general, era algo comprensible. La prensa y la derecha no tardaron en poner nombre a ese grupo de personas. Se les llamó indignados y a su movimiento siempre se le conocerá como el movimiento 15-M.

Nació con fuerza, tanta que acojonó, con perdón por la expresión, a muchas personas importantes. España nunca había vivido una revolución de ese estilo, por lo que los políticos, la policía y muchas más personas con cierto poder se asustaron. Durante días llenaronla Puertadel Sol y se les comparó con la primavera árabe. Ellos hablaban de una revolución imparable y la prensa internacional se acabó haciendo eco de ello. Una semana después llegaron las elecciones municipales y el Partido Popular obtuvo unos datos aplastantes. La gran mayoría de comunidades autónomas y ciudades españolas pasaron a ser controladas por los populares. Medio año después llegaron las elecciones generales y los resultados fueron similares. El Partido Popular consiguió una holgada mayoría absoluta frente a un PSOE en estado de coma por aquellos días. Después de eso han venido 5 meses de recortes económicos y legales para el pueblo llano. Estamos con una tasa del paro cercana al 25%, con la prima de riesgo en niveles más que preocupantes, con la bolsa bajo mínimos y lo peor de todo, hemos vuelto a entrar en recesión. Eso si, el nivel del fútbol español es increíble.

MOVIMIENTO 15M - PUERTA DEL SOL

Por eso me hago esta pregunta: ¿Aquella revolución fue tan importante como lo creen algunos? ¿Ha cambiado la sociedad española? ¿Para qué ha servido el 15-M? Muchas preguntas difíciles con respuestas aun más complejas. Para qué sirvió el 15-M… Creo que ha servido para concienciar en cierta forma al pueblo español de su realidad. Aunque fueron concentraciones mayoritarias, lo cierto es que España no se volcó a salir a la calle. Puede que alguien me venga ahora con aquellas encuestas que hacían ver que España estaba con el 15-M. Siendo sinceros, A España le ocurre con el 15-M lo mismo que les ocurre a los fumadores con el tabaco: Saben que no pueden seguir así, pero pese a ello no cambian. La sociedad española sabe que sus políticos, o la clase política en general apestan. El bipartidismo aburre, y los partidos políticos en la actualidad no representan el sentir de muchos de los votantes.

¿Por qué somos tan pasivos? ¿Por qué no ha calado tanto el 15-M en la sociedad española? A partir de aquí es una opinión personal que puede o no ser la mejor.  Creo que si no hay más indignados es porque la gran mayoría de los españoles está salvando el cuello. Quiero decir, la gran mayoría de los españoles tiene dinero para comer. La sociedad española es cada vez más pobre, pero aun no lo es, lo que hace que ésta sea egocéntrica. Piensa “De momento sigo en pie”, por lo que sencillamente no sale a la calle.

Por otro lado, está el factor de la comunicación. No hay que olvidar que este movimiento nace en internet, y se ha usado la red como “megáfono” para llamar a la gente a la revolución. España sigue siendo un país de televisión y radio para informarse. Puede que tú y yo usemos Twitter o Google Reader para informarnos de lo que ocurre en el mundo, pero mi padre no sabe ni arrancar un ordenador. Para él no hay canal informativo más poderoso que la radio, la televisión o el periódico. Hemos sido muy 2.0, lo que ha hecho que mas de uno no se haya apuntado porque no conocía de qué iban las cosas. Recuerdo haber pensado durante aquellos días una serie de cosas para llegar a más gente. Mientras en los campamentos se hacían clases de pintura, Pilates o cosas por el estilo, alguien del movimiento se tenía que haber acercado a los centros sociales para la tercera edad, a los clubes de pensionistas para informarles de su movimiento. Los jubilados son carne de indignación, no sólo por lo que han vivido, sino por lo que están viviendo. Un pensionista medio llega a sufrir para llegar a final de mes, lo mismo que muchos jóvenes españoles. ¿Crees que ellos no os apoyarían? Son los padres y los abuelos de muchos de nosotros, saben que no hay cosa más mala en este mundo que heredar un país podrido. Y lo mismo se puede decir de las asociaciones de vecinos, de los colectivos laborales. Creo que en cierta forma fue un error hacer una revolución bohemia y cultural. Mucha gente iba a pasar el rato a Sol, no a cambiar el mundo.

En España tampoco gustan las sociedades heterogéneas, o siempre he creído eso. Tampoco gusta que nos digan qué debemos o no debemos hacer, sobretodo si la sociedad que nos lo dice no tiene cabeza visible. Los españoles han sido demasiado cautos con el -M por miedo a saber qué grupos sociales aglutinaba. No vaya a ser que lo apoyasen los Ultras Sur siendo tú del Barça. Si, es estúpido, pero así somos. Si algo gusta en el bando rival pasa automáticamente a ser tabú en el tuyo. Llamadlo “efecto secundario del bipartidismo”. ¿Hubiese funcionado mejor teniendo una jerarquía? Probablemente no, pero hubiese llegado a más gente.

acampada sol jornada reflexion

Foto de Pablo G Villaraco

¿Para qué ha servido el 15M? Para concienciarnos de la situación de nuestro país. ¿Ha sido un éxito? Sinceramente, no. Ha hecho que mucha gente sienta en sus carnes un Mayo del 68 francés. Ha habido mucho revolucionario de iPhone, de esos que se supone pasan hambre pero tienen móviles de mas de 300 euros. Mucha gente se acercó por salir en la foto, por decir a su descendencia que estuvo presente. En resumidas cuentas, mucha boquilla pero poca acción. Mucha gente que el 15M parecía más revolucionaria que Ernesto Che Guevara pasó a ser otro españolito amante del fútbol y de las cañas apenas un mes después. No había estructura, no había vistas en el futuro más allá de las manifestaciones, no se busco asociarse y generar un calendario de acciones o estrategia diaria. Pasó de la actividad frenética de los primeros días, del éxito inicial, del bombo y platillo a irse apagando levemente. Además el mensaje no ha calado en la sociedad española. El 15-M ha servido para que IU vuelva a ser un partido respetado, para salvar algunos desahucios, pero no ha conseguido captar la atención del gran público. Son muchas, muchísimas personas las que forman ese movimiento, por lo que deberían usarse todas como representantes del mismo para captar a más gente. Lo mejor de esa masa heterogénea sin cara, sin color o sin ideal definido es que no ha nacido con amiguismos internos. Porque lo siento, pero no creo que el 15-M sea el único grupo de personas de este mundo que no tiene amiguismos, corrientes internas o enchufismo. No haber confeccionado una jerarquía ha conseguido que no se creen tiranteces internas, pero se ve que no todo es perfecto. Ya hemos comprobado como el 15M no es perfecto, así que hay que aceptar que las envidias y las peleas siempre vienen junto al éxito.

Nunca me gustó el movimiento porque en él encontré a mucha gente que se aprovechada. Hubo mucho revolucionario de pose, de intentar hacer ésta desde su iPad o su Blackberry. Hasta se usaba como forma de ligoteo, como cuando la gente chuleaba de haber corrido delante de los grises cuando hablaba con una chica. Me pasa como con muchos clubes, que me caen mal por su afición. Tenemos que cambiar, ya sea con el 15M o con quien sea. Debe hacerse llegar al gran público más allá de las redes sociales y de internet, sin magnificar éstas. Debe haber una estructura de trabajo diario, que no sólo sea carne de plaza. Debe haber hechos, más acciones, peticiones, planteamientos legales que se puedan presentar a nuestra clase política. Más hechos y menos gritos. Si esto se diese muchos seriamos los que confiásemos nuestra vida a dicho movimiento. Hasta entonces, permítanme ser escéptico.

  1. ladycafeina

    Esta vez voy a ser más crítica y voy a decir que creo que esta es una “crítica de sofá” y que sólo has visto unas pinceladas de lo que es el trabajo interno del 15M como movimiento.

    Soy de las que ha estado dentro, ha tenido que tomarse un descanso por la cantidad de trabajo que había y lo ha vuelto a retomar con energías renovadas.

    Estoy segura de que habremos cometido errores, se habrán hecho cosas mal, pero creo que si que tuvo éxito en el sentido de que mucha gente que hasta entonces no había salido a la calle lo hizo.
    ¿Que el éxito que tuvo no fue un número muy alto? Pues la verdad es que me importa un comino.

    ¿Que había gente que iba a pasar el rato y a estar? Claro que si, pero también iba gente a echar una mano y gente que una a currar a destajo. Y esta última parte me molesta un poquito, porque nos quejamos de que el 15M no ha hecho nada ni ha tenido éxito. ¿Realmente el 15M, como tal, tiene que conseguir algo?

    Creo que el 15M sirve para despertar una conciencia crítica ante lo que está pasando, pero si luego cada un@ no nos movemos no sirve de nada. Porque en este país somos mucho de quejarnos, criticar y señalar al de al lado, pero no somos crític@s con nosotr@s mismos. Y así es imposible avanzar.

    Me da pena que la visión que te hayas llevado sea esa, porque eso quiere decir que no te has metido, no te has interesado realmente, que eres de los que lo has visto en la tele o has ido a alguna mani/asamblea como espectador/oyente.

    ¿Y si todas esas cosas que dices que el 15M tendría que haber hecho las propones y te animas a participar? Si toda la gente que se queja desde su sofá se levantase y se interesase sólo un poquito… Ay!

  2. Voy a hacer periodismo-ficción: ¿Hubiera el marido de Cospedal renunciado a su sillon en REE? ¿Hubiera existido el movimiento “Toma el Metro”? ¿Hubieran publicado sus señorias sus bienes? ¿Estaría Sita Espe tan nerviosa intentando demonizar al movimiento y metiendo la pata deteniendo a gente que ni estaba en la escena del crimen y revelando que existe una lista de sospechosos preparada? ¿Existiría la “marea verde”?

    Yo lo dudo.

¿Quieres opinar?