5 pequeños consejos para futuros blogueros

No seré el bloguero más influyente de este país, ni seré el mejor redactor del planeta, pero llevo siete años y medio escribiendo en este blog. Eso me da cierta experiencia en este tipo de webs. Esto no será Microsiervos, pero no hace falta serlo para saber de qué va y sobre todo cómo va esto. No por tener más éxito se es mejor profesional, o eso creo yo. Es por eso que me siento con la capacidad de daros unos pequeños consejos acerca de los blogs. Son cinco ideas básicas que creo que toda la gente las conoce, pero nunca está de más recordarlas. Además, he comprobado que la gente sigue apostando por los blogs y que cada día se siguen abriendo más y más bitácoras.

Empecemos:

  1. Escribe por placer, nunca por obligación: Un blog ha de ser una afición. Puede que si eres bueno y creas un gran blog, éste acabe siendo algo más que eso, pero hasta que se demuestre lo contrario, si no eres un referente del dospuntocerismo tu blog nacerá como uno más en el ancho mar de los blogs. ¿Disfrutas de tus obligaciones? Puede que si, pero no suele ser loo normal. Entonces, ¿Por qué vas a disfrutar escribiendo a la fuerza? Por no decir que los post que nacen en esas circunstancias suelen ser bastante peores que los que nacen por placer. Créeme, llevo ocho años escribiendo posts, se que los que escribo obligado de alguna forma no quedan bien, por no decir que suelen quedar “vacíos”.
  2. Busca llegar a la meta, pero disfruta de la carrera: Márcate objetivos, pero no dependas de ellos. Si quieres conseguir 20.000 visitas diarias deberás trabajar en el blog, y para eso sólo hay una cosa, trabajo. El éxito en un blog no ha de ser la carrera hacia la meta en la que el premio es tu ego. Disfruta de la carrera, aprende en ella y algún día puede que llegues a la meta marcada. Si acabas de crear un grupo de música no aspiras a ser los nuevos Rolling Stones, o puede que si, pero has de ser consciente de lo que ha tenido que trabajar ese grupo para ser lo que son.
  3. Ninguna idea es mala hasta que se demuestre lo contrario: Presenta tu idea, pero que el futuro de ésta no dependa sólo del qué dirán en esas presentaciones. Hace 50 años los ordenadores eran instrumentos para las grandes corporaciones y para usos gubernamentales. Nadie apostaba por su uso doméstico. Pero alguien tuvo la brillante idea de querer implantarlos en los hogares y mira, parece que les ha ido bien. Así que ya sabes, apuesta por tu idea. Que las opiniones externas te ayuden a decidirte para bien o para mal, pero no tienen por qué ser la última palabra.
  4. Leer otros blogs no es obligatorio, pero ayuda: Esto es algo que siempre me ha hecho mucha gracia. No soy muy fan de leer blogs personales. Mentiría si dijese que no leo blogs deportivos o musicales, pero no soy muy asiduo al Google Reader. La lectura potencia la escritura, por lo que leer blogs ayuda a escribirlos. Pero ojo, esto no significa que vayas a ser mucho mejor o peor por ser un lector asiduo de bitácoras. Quien escribe bien lo hace porque tiene experiencia en ello, ya sea porque le encanta o porque lo trabaja. Conozco a autenticas ratones de biblioteca que si, leen mil y un blogs, pero sus blogs apestan. Lee para documentarte, ya sea en la Wikipedia, en el blog de Enrique Dans o en 20 Minutos, pero no te sientas obligado a ser lector de blogs por ser escritor de ellos.
  5. El concepto de blog como tal no ha muerto, que no te mientan: Mi blog nació en el 2004, justo cuando se dio el boom del blog. Allá por el 2008 empezaron a “matarlos”, diciendo que la web 2.0 se basaba en redes sociales y no en blogs. He leído muchas opiniones acerca de la muerte de los blogs, pero ninguna me parece cierta. El blog no ha muerto, y no ha muerto porque nunca morirá. Twitter está bien para opinar, pero para opinar de una forma corta y comprimida. Si quiero explayarme acerca de un tema necesito más de 140 caracteres, y para eso no puedo usar algo como Twitter. Tampoco puedo usar Facebook ya que limita el acceso a la información. Un blog es un punto de opinión o de información en el que nadie te dice qué has de decir. La gran mayoría de noticias que compartimos en nuestras redes sociales provienen de blogs. Es curioso ver a gurús del mundillo matando al blog cuando viven de compartir posts. Por ello, olvida esa tontería. El blog sigue vivo, muy vivo. Larga vida al blog.
  1. Pingback: 5 pequeños consejos para futuros blogueros | pepejavier

¿Quieres opinar?