Ligar en tiempos revueltos (por @SammyJons)

Pese a que yo esté de vacaciones, este blog no para. He pedido que varios amigos  escriban cada día un post en él. Hoy es el turno de @SammyJons, que nos trae un post sobre ligar en Euskadi. ¡Disfrutadlo! ;-)

Ligar. ¿Eso qué es lo que es? Pues mirad, yo es que soy de Euskadi y aquí eso no se lleva mucho. Creo que es cuando un tío baboso te agarra por los hombros o la cintura cuando estas con tus colegas en un bar y te dice alguna gilipollez como “¿Cómo te llamas?”, “¿Tienes novio?” “No importa, no soy celoso”. Entonces tú lo miras con cara de asco y le dices algo como “quita bicho”, “argggg” o alguna bordería mas elaborada, según de que parte de Euskadi seas.

Yo creo que no es que las tías seamos bordes, es que los tíos no saben como entrar a una tía. ¿Qué queréis que os diga como tenéis que hacerlo? ¡Jajaja! ni que fuera yo un oráculo. Si lo supiera me hacia de oro. Anda, anda, con lo complicadas que somos las tías, mejor pedidme la luna que os la traigo antes.

Lo que hay que hacer es, cuando uno se echa novia (esos extraños momentos en la vida), cerciorarse de que las amigas son solteras. Sino que se vaya a buscar otra, esa no le conviene nada. Y después, como se ha hecho toda la vida, se juntan las dos cuadrillas y con la que te toque.

Ahora vamos a ver esta situación desde el punto de vista de una amiga de la novia. ¿Qué pasa si el tío que tu quieres (… que te haga un apaño esa noche) no te entra? ¿Vas a usar las mismas técnicas que ellos? Te vas a acercar, agarrarlo de la cintura y decirle “Hola guapo, ¿como te llamas? ¿Vienes mucho por aquí? ¿Te estudio o te trabajo? (subida de cejas x 2)”
No no, no, tú, que aprendiste a besar con lengua gracias al Super Pop, a follar gracias al Nuevo Vale y que ahora con tu colección de Cosmopolitan conoces mas de 100 maneras de chupársela a tu novio (que como no tenias no has podido practicar, aunque te parecen todas sospechosamente parecidas) sabes lo que hay que hacer. No le puedes entrar así, tienes que hacer que el se de cuenta de que quieres que te entre. ¿Como? Pues juegas con el pelo, te acaricias el cuello, te muerdes el labio inferior (sin hacerte sangre, a menos que tu objetivo sea un vampiro), le rozas el brazo, le tocas al hablar, le tocas mas (solo te falta empezar a meterle mano), empiezas a bailar moviendo la cadera que si Pique te cambiaba por Shakira… ¡Y el tío no se da por aludido! Así que sigues… Tienes el pelo sucio y enredado ya de tanto tocártelo, el labio te sangra, parece que juegas a “palmas palmitas” con su brazo, te duelen las piernas de bailar que estas a punto de caerte al suelo… ¡y el tío no hace nada! Te sonríe, charla contigo… ¡pero nada más! Así que decides olvidarte del Súper Pop (si la han dejado de hacer por algo será) y ya cuando os vais a despedir esperas la ultima para darle dos besos y decides que lo vas a besar si o si. Le das el beso por la izquierda bastante cerca del labio… separas la cabeza (poco) para ir hacia el lado derecho, acercas tus labios a la comisura de los suyos… vas a hacerlo, eres una mujer moderna, tu puedes… tus labios casi están sobre los suyos… Y de repente le llama un amigo a gritos para que se de prisa, gira la cabeza y tu beso termina en medio de la mejilla derecha, que además de no ser tu objetivo ha quedado raro raro. Sale corriendo, se pira y tu te vas a casa, sin hombre, sin orgullo y ¡rezando para que tu vibrador tenga pilas nuevas!

Sammy

  1. Tindercalabazas

    Muchas gracais

    Recomiendo leer “Tinder, ese mundo (tan salvaje)”, de “Ligar en Donostia”:
    https://ligarendonostia.wordpress.com/2015/02/21/tinder-ese-mundo-tan-salvaje/

    Y su réplica:
    Muchas gracias por el artículo

    Soy un vasco residente en Donostia o alrededores algo mayor que tú (según dices eres de 1984). Yo también he probado Tinder (desde el otro lado: hombres que buscan mujeres) y puedo comentar en resumen que Euskadi sigue siendo Euskadi incluso con apps modernas como Tinder. Para más detalles:

    * Parece haber pocas mujeres de Donostia y alrededores (a menos de 20 km) entre 27 y 42 años con perfil en Tinder: no creo que lleguen a 100, una ínfima parte de las que debe de haber en el mundo real (he hecho muchas búsquedas, cambiando parámetros de distancia y edad, pero de media con los dichos más o menos; y no creo que haya dado con más de 50 de las que digo)

    * Las Tindervascas koxkeras etc. entre 27 y 42 tacos aprox. en general no parecen buscar (sólo) sexo: más bien amistad, con opción a noviazgo/matrimonio “de toda y para toda la vida”, … (el sexo ya se vería :-), típical Basque). Supongo que otro gallo cantará con las menores de 23 o 25 años (o con las mayores de 50 :-))

    * Las Tinderneskas de dicha edad y zona necesitan en general muchoooooo chateo antes de animarse a quedar. Pero, antes, te pueden pedir charlas telefónicas. Pero como suelen ser desconfiadas te pueden citar para comunicación por voz con Line, para que no tengan que darte su número de teléfono

    Nota: en mis fotos de perfil no se veía mi cara (como hacen también algunas Tindergirls: a mí me gusta el misterio y las citas a ciegas; y siempre hay la opción de mandarse fotos después, si se piden). Acepto mi parte (por mi vasquicidad -discreción, precauciones-) en la no tan generosa cosecha (aunque sí que conseguí quedar con varias y puede que repita con alguna; pese a que la mayoría de las que aceptaba -soy selectivo- no me aceptaban a mí).

    Moraleja: vete con tu smartphone a Madrid, Salamanca, Santiago de Compostela o Granada. Pero no digas que eres vasco por si acaso … :-D Mejor todavía: vete a Salou, Benidorm o Torremolinos sin el p. móvil y liga en la playa como Dios manda (con suerte te ligan a ti, aunque sea a la noche en las discotecas). Que no, que se puede ligar offline en Euskadi, incluso de día (aunque la noche y las copas ayudan, por suerte y/o para desgracia …).

¿Quieres opinar?