El amor es cosa de dos… o más

Desde hace varios meses llevo dando vueltas al tema, y hoy me he decidido a hablar sobre ello. Una buena amiga trajo el debate a mi cabeza gracias a un programa de Eduard Punset, y desde entonces me pregunto si la monogamia es algo natural o no. Tras muchas horas muertas de reflexión he llegado a unas cuantas reflexiones sobre el tema, y hoy pienso comentarlas junto a las opiniones que he recibido en Twitter sobre dicho tema.

@NK_9000 cree en relaciones monógamas encadenadas, pero por lo que veo no ve posible amar a dos personas a la vez. @gemikaluque desde su posición de antropóloga cree que lo “natural” no existe, que lo determina la sociedad, y que es posible querer a dos personas, pero que quizás no estemos preparados. @Lunerita me recuerda que biológicamente aun seguimos siendo animales, y que la monogamia no deja de ser una imposición cultural humana. @DiegoIX me comenta que por querer puedes querer a varias personas, pero que a la hora de la verdad siempre hay una que resaltará por encima de todas. Finalmente,  @natxox me lanza una pregunta: ¿Cuantos animales son monógamos?

Empecemos a recopilar datos y después reflexionemos sobre ello. En primer lugar hay que recordar que seguimos siendo animales. Quizás súper evolucionados, pero no dejamos de ser mamíferos que vivimos en comunidades, procreamos y buscamos el alimento a diario. Por otro lado, diremos que la monogamia es un hecho del ser humano, impuesto principalmente por las religiones (Judaísmo y cristianismo para ser exactos). Recordemos que nuestras relaciones amorosas se basen en una inmensidad de conexiones, pero que entre ellas las más importantes suelen ser las físicas, es decir, la atracción por la otra persona. Si amigos, hablo de la atracción sexual. Por encima, puedo decir que en mi opinión vamos a contracorriente en cuanto a la naturaleza se refiere. Eso no es ni bueno ni malo, sencillamente es un hecho natural. Creemos en la monogamia porque nos impusieron el matrimonio. De hecho, miramos mal la bigamia por temas religiosos (si, porque el cristianismo lleva miles de años en perpetua guerra religiosa contra el Islam).

Entonces, ¿está bien la bigamia? Y he aquí una pregunta difícil de responder. @kilombe me comentó que se puede querer a dos personas a la vez, pero solo se puede estar enamorado de una. Aunque nos cueste reconocerlo, es prácticamente imposible estar enamorado igualmente de mas de una persona. Posiblemente ames por encima de cualquier cosa a una, y que la otra mientras sea una persona atractiva, interesante, pero que te duele perder. ¿Podemos amar a dos personas? si y no. Podemos sentirnos atraídos por dos personas, sentir una profunda atracción sexual e intelectual por ellas, pero hay algo, una química, llamémosle X, que hace que una de las dos tenga algo especial. Además, como bien indicaron antes,  no estamos preparados para ello. Nuestra  sociedad lleva 2000 años con una costumbre arraigada, por lo que es imposible cambiar esta pauta de la sociedad en un corto periodo de tiempo. Se necesitarían muchas décadas (o incluso siglos) para ver las cosas de otra manera, al menos eso es lo que yo creo.

Entonces, ¿el amor es cosa de dos? si, porque nosotros lo creamos como tal. ¿Es la monogamia lo natural? Desde luego que no. ¿Podemos amar por igual a dos personas? Yo personalmente opino que no estamos preparados para ello. ¿Mejoraría nuestras relaciones si no fuesen tan cerradas? seguramente, pero mucho me temo que los celos harían acto de presencia. Te invito a unirte a esta reflexión. Opina sobre ello en un comentario o házmelo saber algún día de estos cuando nos topemos en persona. La verdad es que quiero leer vuestras opiniones…

  1. Sammy

    Os dais cuenta de que planteamos la bigamia como si solo el hombre pudiera tener 2 mujeres, pero la mujer no 2 hombres? Porque si ambos pudieran tener otra pareja la relación podría tener infinitos individuos.nLos celos saltarían de una “pareja” a otra y terminarían por propagarse como una epidemia…
    Bueno, pues eso, que el ser humano, celoso y caprichoso como es ahora, no podría compartir a la persona amada. ¿O es que tu compartirías a tu amor?

  2. srtalicia

    Me animo un poco más a desarrollar lo que te dije por Twitter. En mi caso, como en el de todos, mi pensamiento sobre la monogamia está directamente influenciado por lo que he visto desde el matrimonio de mis padres. Y es jodido. Es jodido porque se quieren con locura, están profundamente enamorados desde hace 28 años. Sin trampas ni cartones. Mucha gente con la que lo comento piensa que o bien miento o bien soy una cegata, pero te aseguro que no. Ellos se quieren.

    El caso es que esto de la monogamia, del amor, es tan bonito como complicado. No sé si somos capaces de llevar la carga de responsabilidad y trabajo que conlleva estar enamorado de alguien. Los sacrificios que yo he visto hacer a mis padres el uno por el otro, sin esperar nada a cambio son increíbles. Y no estoy segura de que como individuos siempre se pueda llegar a ese nivel de compromiso con un estado del alma. Es más sencillo dejarse llevar, olvidarse o no valorar lo que se tiene.

    Si como individuo eso es complicado, encontrar a otra persona que esté dispuesta y preparada para comprometerse de igual manera, es ya un imposible.

    El hecho de que seamos animales no es un argumento válido para negar la monogamia, este comportamiento se da en la Naturaleza sólo si es necesario por razones prácticas y, admitámoslo, los humanos somos muy poco prácticos.

    Un saludo, Pixelillo =)

  3. Vale, primen en opinar xD.

    En primer lugar, es un error decir que la monogamia es algo exclusivo de los seres humanos: algunas variedades de pingüinos, los lobos, cigüeñas, algunas águilas… sólo se unen a una pareja durante toda su vida, al menos hasta que la pareja fallece, en cuyo caso buscan otra [salvo los caballitos de mar, que por lo visto cuando su pareja muere, deciden morir a su lado]. Por tanto, en ningún momento vamos contra natura.

    Lo que sí es cierto es que la monogamia se nos impone desde la infancia: la educación religiosa que se nos impone, ya sea desde el colegio [de curas o monjas] o desde la familia, condiciona enormemente el ver “bien” o “mal” las conductas polígamas. Por ejemplo, una familia tradicional de Sevilla podemos ver una familia tradicional de, por ejemplo, Utah como si fueran bichos raros, mientras que allí nos verán como una panda de sosainas.

    El tema espinoso es la posibilidad o no de amar a una sola persona. Siempre dependerá del punto de vista de cada cuál, y volviendo a lo anterior me remito a la educación que hayan recibido anteriormente. La capacidad en sí puede existir, otra cosa es que nosotros la reprimamos de alguna manera o nos obliguemos a tomar una decisión, y claro está, el temor a los siempre tan temidos celos…

    Conclusión: poder se puede, otra cosa es que nosotros no queramos.

  4. Arturios

    Lo primero es que hablar de natural en el comportamiento humano es algo que no me parece demasiado correcto, el ser humano es de los animales que menos institos tiene desde su definición biológica, esto es “pauta hereditaria y común de la especie” así que estamos abiertos a casi cualquier comportamiento.

    Por tanto tendríamos que hablar de normalidad entendiendo esta como lo que hace mayoría y lo normal es la monogamia, esto no significa ni que sea mejor ni peor, simplemente más extendido y normalmente por una cuestión práctica y de comodidad.

    Te preguntas si estamos preparados para una poligamia estable y yo pienso que si, a pesar de los denodados esfuerzos de algunos grupos (yasabemoscuales) la sociedad en general y cada vez respeta más a las personas y a sus decisiones íntimas.

    Yo, como soy un poquito más mayor que tu (bueno, veinte años más mayor) he visto ya muchos casos con distinto grado de éxito y algunos muy estables, así que si, creo que se puede.

    Otra cosa muy distinta es si cada uno estaría preparado para ello, para bien o para mal.

  5. No amamos igual a dos personas porque no queremos lo mismo de cada una de ellas y porque las circunstancias no son las mismas.
    No obstante, la complicación no radica en la cantidad o en la calidad de tu amor hacia esas personas sino en que como bien dices está mal conceptuado socialmente: no se piensa en lo hermoso que puede ser amar a dos personas al tiempo sino que es algo vicioso, porque siempre hay que elegir, porque nos educan en un binarismo maniqueo. Por otro lado, si a eso le juntamos lo complicado que es hablar de sentimientos y los celos (que es un problema de inseguridad y de falta de comunicación bastante preocupante) las bases para que eso se dé no lo hace nada fácil.
    Aun así, yo creo en ello, aunque necesitaría dos personas con una cierta madurez sentimental, que no se mientan a sí mismos. A la larga, una relación sentimental no deja de ser una amistad con unos nexos de unión mucho más fuertes y comprometidos, y amigos solemos tener unos cuantos.

  6. mikelgnz

    Yo, no se los demás, si quiero de verdad a alguien, no me apetece estar con otra persona. No es nada cultural, es lo que he sentido. SI fuesen al revés las tornas, que ella quiere a dos chicos, no me interesaría y no estaría a gusto. Comparar animales y personas es.. bueno.. intenta hablar de lo que siente con un león..

  7. Amidala1613

    Sí que se puede estar enamorado de dos personas a la vez, y de tres, y de cuatro. O acaso la capacidad de amar de una persona es limitada?

    Eso de que hace dos mil año que somos monógamos, es en realidad fachada, hipocresía, porque la gente siempre a tenido amantes, absolutamente todos conocemos a alguien que tiene uno, o lo es.

    Ahora os propongo algo, habeis oído hablar del “poliamor”? Es lo más sincero que podríais encontrar. Basicamente consiste en que un hombre o mujer pueda tener varias parejas a la vez, y también permitir que tus parejas puedan tener otros amores al mismo tiempo. Pero no se trata de sexo ni de intercambio de parejas, sino de amor. De tener un compromiso real con ellos, de que no haya mentiras, y de ser tan poco egoísta de querer que esa persona a la que quieres sea feliz y no tenga que conformarse solo con lo que tú le puedes dar. En mi opinión eso es el verdadero amor. Así que la pregunta no sería si se puede querer a dos personas a la vez, sino si estamos dispuestos a salirnos de las convenciones sociales para ser felices. Un saludo y perdón por el tostón! : )

  8. gemika

    Uno de los eternos debates y uno que siempre nos toca directamente.
    Cuando empecé a estudiar antropología, esta era una de las cuestiones que más me interesaban y, bueno, de las que esperaba encontrar una “verdad”. Ahora hablar de este tema me resulta una completa locura, una locura que, en parte, me gusta pero una locura.
    Sobre la monogamia. La poligamia como algo “natural” vs la poligina y poliandria como una “desviación”. Por supuesto que no estoy de acuerdo y pienso que nada es natural. Somos animales pero nos diferenciamos de estos en que tenemos la capacidad de razonar. El materialismo cultural plantea que la poliginia (un hombre se casa con muchas mujeres) surge en zonas con cierta prosperidad económica mientras que la poliandria (una mujer con muchos hombres) en zonas pobres. El planteamiento es el siguiente: ¿Cuantos hijos puede tener un hombre con varias mujeres? ¿y una mujer con muchos hombres? En las zonas ricas interesa mantener una tasa de natalidad alta y al revés en las pobres. Esto no es una verdad absoluta pero hace pensar como también lo hacen los estudios que hablan de la monogamia como un fenómeno nuevo e incluso extraño.
    Sobre la fidelidad, los estudios feministas hablan de que surgió casi a la misma vez que la monogamia y como forma de control de la sexualidad de la mujer por no poderse probar la paternidad, vamos, si una mujer se acuesta con cinco hombres en el siglo II, ¡sortea quien es el padre! esto se ve que no gustaba mucho (a los griegos parecía que les daba más igual xD)
    Sobre el “amor romántico” que conocemos, se dice que es bastante actual, otros dicen que ya existía en el siglo XIV y hay quienes hablan de su no existencia. El sociólogo Zygmunt Bauman habla de “Amor Líquido” y señala que hay una mercantilización de las relaciones personales y que sólo buscamos beneficio en las mismas. El beneficio no tiene porque ser económico pero sí que tiene que existir. (Lo sé, bastante deprimente jeje)
    Realmente creo que todo es posible pero que nuestra cultura nos determina en gran parte el abanico de posibilidades. Ahora, con el postmodernismo y tanto volver a pensar, te acabas saliendo de esas alternativas que tu sociedad de mil maneras diferentes te ha ido inculcando. El “poliamor” y las “relaciones libres” como ejemplo. Mis respetos y admiración. Como persona, entiendo que no hay una “norma” y en ese sentido somos libres. También somos libres de usar esa libertad.
    Ahora, ¿todos queremos salirnos de la norma? En mi opinión, la cantidad no significa calidad :) Y sí, pese a que sé que el amor romántico es un invento, soy una punki un poco romántica xD
    Me disculpo también por el tostón y para la próxima vez que escribas sobre estos temas, ¡intentaré no enterarme! ;)
    Felicidad! :)

  9. Voy a ser breve y lacónico: La monogamia (ya sea masculina o femenina) no es natural. Me cago en la moral judeocristiana que es la verdadera culpable de todo. He dicho.

  10. Arturios

    Bomarzo, y en los puta moral china, o la de los indios de américa, o la de los indues, o la de… casi todas las culturas tienden a la monogamia (formal, al menos) supongo que por una simple razón de comodidad y de inercia.

    mikelgnz las personas SOMOS animales, vale, más racionales que un león, pero animales, y respecto a lo que siente un león, pregúntale a un etólogo, se dedican a eso.

  11. Kfumanchus

    Yo tengo sobre esto una teoria mas o menos pensada, aunque siendo por la mañana me costara un poco explicarlo.
    Podemos querer a infinidad de personas, pero el “Amar” es mas complicado. Uno(O una) ama a una persona. Esta enamorado de esa persona, y quiere estar con el/la. Si aparece otra persona que le sea atractiva, hay dos posibilidades… bueno, digamos tres. Que el amor que tiene por la primera haga que no llegues a sentir nada por la segunda y sigas amando a la primera. Que la atraccion por la segunda sea tan fuerte que tu “amar” pase a la segunda, gradualmente. o que te pispes de la situacion e intentes mantener un equilibrio… Que posiblemente termine significando que por esforzarte en algo casi imposible (Son sentimientos son incontrolables, al fin y al cabo) termines dejando de amar a ninguna de las dos.
    Siempre puedes pensar en alguien que salga con dos personas, o alguien que le ponga los cuernos a su pareja, pero siempre se movera la balanza hacia una de las dos personas (A no ser que lo unico que quiera es sexo, claro. Entonces no hay noting).
    En fin. Tendria que revisar esto cuando estuviera despierto, pero mas o menos esta es mi idea

  12. bmr_nebula

    Yo creo que la cosa va más allá de la monogamia. Es la forma en la que estamos acostumbrados a ver las relaciones. Nos han enseñado que la felicidad consiste en encontrar al amor de nuestra vida, formar una pareja, vivir juntos y crear una familia. Eso es lo que vemos normal y cualquier cosa que se aparte de ese patrón nos choca.
    En mi caso, he estado durante mucho tiempo con una persona, y aunque hemos terminado nuestra relación como pareja, seguimos juntos en todos los demás aspectos. Nuestros amigos no entienden que sigamos hablando a diario, que nos vayamos de vacaciones juntos, en definitiva no entienden que, sin ser una pareja, nos queramos con locura.
    Quizás un día me enamore de alguien y me case y lleve una vida “normal”, pero sé él es el hombre de mi vida, mi otra mitad. No se si la sociedad está preparada para ello, pero me da igual porque yo sí que lo estoy.

  13. No puedo evitar dejar mi comentario (aunque a menudo pase por aquí sin dejar huella, :-)).

    Para empezar, yo creo que la monogamia es una imposición cultura y religiosa, eso lo tengo claro, pero tengo mis dudas respecto a muchas cosas.

    Yo sé, que es posible estar enamorado y amar con la misma intensidad a dos personas diferentes, sobre todo porque me ha pasado, pero no tengo tan claro, como ya han comentado por aquí, que el ser humano esté preparado (no sé si biológica o culturalmente) para alcanzar la madurez necesaria para mantener una relación de compromiso tan fuerte con esas dos personas. No sé si me explico, creo que es posible albergar el sentimiento, pero no veo muy sencillo poder llegar al compromiso del que habla srtaalicia que es aquel al que me gustaría aspirar. Sobre todo porque sí creo que implicarse y comprometerse así, no es algo instintivo sino una decisión consciente y por tanto no tiene nada que ver con ser o no ser animales.
    Por otra parte, sí que creo que es “natural” (con todos los peros al significado puro del adjetivo) que aunque estés enamorado y comprometido (o no) te atraigan sexualmente otras personas, no es incompatible, porque el sexo además del componente de compartir y de vínculo amoroso, es algo muy instintivo y que no siempre tiene por qué tener nada que ver con el amor.

    Conclusión (que me lío): Creo que se puede amar sin problemas (si se olvidan los convencionalismos culturales) a dos personas, creo que puedes tener sexo con personas diferentes a la vez sin problemas (o incluso con los dos al mismo tiempo), si intentamos dejar a un lado ese moralismo religioso que nos impusieron, pero, no tengo nada claro que el ser humano esté capacitado para llevar dos relaciones de amor (con el compromiso real y fuerte que para mí esas relaciones suponen) sin que una de las dos sufra los excesos de la otra.

¿Quieres opinar?