Una carta sobre la vida

Una carta sobre la vida

Hola, me llamo Alberto y vengo a hablarte de la vida. Apenas tengo 24 años, pero creo que tengo la suficiente experiencia con esta como para poder darte unos cuantos consejos. Hoy llevo un día raro, con altibajos emocionales que me han hecho que venga aquí a darte esta pequeña charla. No quiero comentarte mi vida, sólo algunas ideas básicas, algunas conclusiones que he llegado a sacar hasta la fecha. Lo hago porque necesito hablar con alguien, y quien mejor que tú, amigo lector para escucharme o mejor dicho, para leerme.

Empezaré diciendo que la vida no es fácil. Bueno, en realidad tampoco es difícil, depende de tantos factores que técnicamente no sabría deciros si es una u otra cosa. Para algunos la vida es una maravilla. Si todo te sale bien, si la vida te sonríe y te da lo que tú buscas es todo un camino de rosas. Sin embargo, cuando las cosas no empiezan a salirte, la vida se vuelve una tortura tremenda. Amigo, tengo un consejo que darte: si la vida te sonríe, disfrútala y piensa la suerte que tienes de vivirlo. Si por el contrario, tu vida es un camino tortuoso, no le tengas miedo, lucha porque eso cambie. Si las cosas se complican, nunca tires la toalla, haz lo que sea porque lo que ahora es negro sea gris y después blanco. No llores, no decaigas, si no luchas por tu vida nadie luchará por ella. La felicidad no viene si tú no la llamas, búscala y la encontrarás.

Lucha por tus metas, haz todo lo posible por conseguir lo que desees. Pero ojo, no siempre conseguirás lo que quieres. Querido compañero, si no lo consigues tras varios intentos reflexiona sobre ello, quizás estés en un callejón sin salida. Errar es humano, quizás una de las formas más típicas de demostrar nuestra imperfección. Si no conseguiste tu objetivo no te preocupes, no le saques el lado negativo al asunto, medita sobre ello y búscale el lado más práctico. De mis errores he aprendido mucho más que de mis éxitos, y creo que no es algo que sólo me ocurra a mí, así que espero que lo tengas en cuenta. Y no es algo que siempre sirva, pero opino que es mejor haberlo intentado y fracasar que nunca haberlo intentado.

¿Hablamos del amor? a ver que os puedo decir sobre él. La verdad, no soy el mejor para dar consejos sobre esto. No se lo que es tener alguien a mi lado, pero se que el amor es algo indispensable para muchos. Desde hace unos años, creo que por lo menos unos 5 o 6, el amor ha sido un objetivo para mí. Sólo lo he encontrado en varias ocasiones y en muy pequeñas dosis. Me he pasado muchos días, semanas, meses… tras él y nunca o casi nunca ha llegado. Creo que la paradoja es que mi vida es triste por haber buscado constantemente la felicidad en el amor. ¿Eso significa que tengo que olvidarme de él? en absoluto, solo que quizás no sea una prioridad en mi vida. La felicidad no solo viene con el amor, en mi caso solo es una obsesión para demostrarme que la gente me puede llegar a querer. Quiero amar a una mujer, pero esto no puede hacer que deje de amar a la vida, o que haga que mi vida sea gris por ello. Amigo: no caigas derrotado por el amor. El amor es algo bonito, precioso… y no te tiene que entristecer por dentro. Si el amor amarga tu vida no es amor, hay algo que no funciona, búscalo y arregla ese problema antes de que sea tarde.

Disfruta de la gente, de tus amistades y sobretodo disfruta del momento. No pienses en lo bonito que puede ser el futuro. Yo mismo he mirado siempre hacia adelante y nunca he intentado disfrutar el momento. Vive el presente, disfrútalo, que ya tendrás tiempo para disfrutar del futuro. Créeme amigo, no hay cosa mas triste que mirar hacia atrás y encontrarte con que no has sabido aprovechar del momento por mirar hacia otro lugar. Y si quieres llorar, pues llora, y si quieres reír… lanza la mayor de tus carcajadas. Que la vida es corta y no tenemos mas que una para disfrutarla. Y si puedes, ayuda a que el resto también sea feliz. Porque no hay cosa mas bonita que ver feliz a una persona por tu culpa.

En resumidas cuentas, la vida es tan fácil o tan difícil como tú la hagas, o te la hagan. Ni es negra ni es blanca, ni mucho menos gris. Es una montaña rusa en la que a veces lo pasarás muy mal para después disfrutar de un buen momento, o quizás no. En mi caso mi vida es algo compleja, pero más o menos la saco a flote gracias a mucha gente que tengo a mí alrededor. Ahora mismo tengo una tormenta emocional curiosa, pero espero solucionarlo en breve. Para terminar, querido lector, solo decirte que la vida es bonita, muy bonita aunque a veces parezca lo contrario. Hagamos un trato: disfrutemos de nuestra vida e intentemos hacer feliz al mayor número de personas, ¿de acuerdo?

Actualización (16/04/2017): Han pasado siete largos años desde que escribí esta carta. Franacamente, no recuerdo cómo ni porqué la escribí. Hoy la he vuelto a reeler y siendo honesto, volvería a firmarla palabra por palabra. A veces la vida es dura. Puede que en muchas ocasiones no podamos disfrutar de lo más bonito de este mundo. Sin embargo, siempre hay un lado bonito.

  1. JAVI (NAMASTE_GASTEIZ)

    Como siempre, totalmente recopmendable tu post. Sólo le pondría un pero: no coloques al amor como un objetivo en la vida.

    Hasta que llegue, continua disfrutando de la vida como tu sabes.

    Un abrazo

    Javi

  2. De acuerdo, me ha gustado tu reflexión.
    Yo antes buscaba al hombre de mi vida, y ahora disfruto de la vida mientras llega el amor.

  3. Meredes

    Hola,soy Mercedes tengo 52 años,me gusta tu reflexión y más sabiendo lo joven que eres.
    Solo decirte que la vida es una ilusión un sueño,todo depende lo que uno quiere vivir,
    Saludos

¿Quieres opinar?