Un lazo rosa para la esperanza

A mi madre se la llevo el cancer una mañana de Julio del año 2005. Como ella, muchas personas murieron por aquella enfermedad de una u otra forma. Ella no tuvo cancer de mama, pero si un cancer linfático que hizo que nos dejase antes de tiempo. Ella tuvo que plantar cara a esa enfermedad tan dolorosa que mata a quien la tiene y en cierta forma también a su entorno. La lucha contra el cancer de mama es una lucha entre una mujer y una enfermedad rastrera. Lo mejor de todo es que la ciencia cada día evoluciona más, tanto o más que la valentía de las mujeres que lo padecen. Porque quizás en el tratamiento no lo ponga bien claro, pero lo esencial es ser valiente. Mirad, mi madre nunca fue alguien valiente, o si, cuando afrontó la realidad. Mi padre y yo lloramos mucho, y estábamos acojonados perdidos, pero mi madre puso las agallas que eran necesarias para afrontar aquel panorama.

Y junto a la valentía, el amor de su gente. Porque siendo feliz las cosas se afrontan con otros ojos. No pienses nunca que el final está cerca, piensa que tienes a alguien querido con el que disfrutar de esta vida. Los abrazos, los besos… nunca sobran para combatir el cancer. Porque una sesión de quimioterapia es dura, pero lo será menos con el abrazo de un hijo o el beso de una pareja.  No lloréis por alguien que aun está a vuestro lado, disfrutad de ella. Y hay que ser positivo, sobretodo eso. 1 de cada 12 mujeres españolas es más que posible que padezcan alguna vez un cancer de mama, pero por otro lado hay datos para la esperanza. La gran mayoría ganan esa dura batalla, y me apuesto a que una buena parte de ésta es ganada por lo que os he comentado antes.

El cancer es una de las enfermedades mas duras de la sociedad actual. Nos destruye poco a poco mientras nosotros luchamos contra algo que aun no hemos podido controlar. Puede que la paz en este mundo nunca se llegue a dar, pero si espero que mis hijos, mis nietos o cualquiera de mis descendientes conozcan una vida sin esa enfermedad. Todo es posible, espero que así sea.

Y la verdad es que quería dejar una canción suave, emotiva, pero no se me ha ocurrido ninguna. Pero de repente me llegó ésta, y pensé: mucho mejor…

…y todo el mundo a vestir su mejor sonrisa :)

  1. Gracias por compartir una historia tan personal en un día tan importante como hoy. Siento mucho la pérdida de tu madre, estoy segura q vas a emocionar a más de uno como lo has hecho conmigo. Mi tía superó un cáncer de mama hace ya unos años y fue ella la valiente de la familia, aunque los abrazos nunca le faltaron.
    Se agradece muchísimo que investigadores, médicos, científicos, sigan luchando día a día por erradicar una enfermedad como el cáncer para, como tú has dicho, el día de mañana los que vienen detrás de nosotros, no tengan que sufrir las consecuencias.
    Gracis de nuevo.

  2. Hilyon

    Me ha encantado el post…ya sabes dónde estamos.

  3. Mucho mejor sonriendo sí. A llorar cuando hay que llorar, y a sonreír cuando las lágrimas se hayan secado

¿Quieres opinar?