Volver a empezar

Lunes, 23 de agosto de 2010, ocho y diez de la mañana, acaban de finalizar mis vacaciones de verano. 15 días después vuelvo a la rutina, al despertador sonando a las 7 de la mañana, desayunar medio dormido y pisar una oficina en una hora en la que tu cuerpo te pide volver a la cama. Vuelvo a la cruda realidad, pero eso no tiene por qué ser malo. Porque abandonar la playa, la fiesta y los buenos momentos vividos durante las vacaciones es duro, pero peor es no desconectar de ello.

Las vacaciones son para mí el equivalente a un buen amor, me gusta disfrutarlas en el momento e intentar olvidarlas lo antes posible cuando pasan. Si alargamos en nuestra cabeza esos días lo pasamos francamente mal y lo mejor es hacer borrón y cuenta nueva. Y aceptémoslo: en nuestro día a día también ocurren cosas buenas. Si, trabajar a diario no es la mayor felicidad del mundo (o si, preguntádselo a un parado/a), pero en los fines de semana también encontramos momentos inolvidables. De hecho, mis mejores momentos personales no han llegado en vacaciones sino en días normales. Además, no le hemos dicho un “hasta siempre” a las vacaciones, ha sido un “hasta pronto” que tarde o temprano llegará, sólo nos queda esperar.

No pensemos en las próximas vacaciones, pensemos en disfrutar del tiempo que nos separa de ellas, de los buenos momentos que han de llegar durante el año que nos separan de éstas. Yo pienso en los buenos fines de semana que han de llegar, en todos los abrazos, amoríos, conciertos y demás eventos que voy a disfrutar durante los próximos meses. Pensad en ello, yo lo acabo de hacer y mi cara larga ha dejado paso a una leve sonrisilla que bueno, no es gran cosa, pero es un buen comienzo. Os invito a que vosotros hagáis lo mismo, mirad hacia adelante y no hacia atrás. Si tras hacer esto os sentís mejor hacédmelo llegar, me alegrará leerlo ;-)

  1. Un aburrido día de oficina puede depararte sorpresas y aventuras que en un fin de semana quizás no puedas vivir. Recuerda lo bueno de las vacaciones, pero sin estancarte en ellas.

  2. Que grande eres y que razon tienes!!!
    Esto es lo que yo llamo mirar la vida en positivo, si lo hicieramos mas amenudo, otro gallo nos cantaria!!

    Gracias nene, y si, me has hecho sentir mejor…

  3. @alberto_vitoria

    Tienes toda la razón. Como dice una amiga bloguera “Solo vivir ya es bonito”. Quien sabe si quizá mañana, en la parada del bus, medio dormido, te cruzarás con los ojos de ella… y será el día más especial de tu vida.

  4. Hilyon

    Pues…para mí se han acabado y ahora vuelvo a casa, al paro y a todo. Ha sido un oasis en el que no tenía que pensar en trámites del INEM, en lo que tiene que venir… No suele darme pena el volver de vacaciones, es más, hay veces en que hasta me aburro de no tener unos horarios, algo que tenga que hacer por cojones…la vida organizada me va mejor que el estar todo día tocándome las narices, siento que es más productivo. Ahora, entre estar en casa buscando trabajo y estar dando vueltas por el mundo…creo que está claro!

¿Quieres opinar?