Vetusta Morla triunfó en Vitoria.

Nuestra ciudad volvió ayer a disfrutar de un gran recital de rock nacional. Vetusta Morla triunfó la pasada noche en Vitoria gracias a un concierto que rozó la perfección y en el que se dejó claro que el grupo madrileño es uno de los grupos mas potentes del actual panorama musical español.

A las ocho y media un gran numero de personas ya abarrotaban la entrada de la sala Jimmy Jazz de Vitoria. En la puerta colgado un cartel avisaba que no quedaban entradas, Vetusta Morla había conseguido llenar la sala y eso se notaba en la calle.Con unos minutos de retraso se abren las puertas y en apenas un cuarto de hora de diferencian empiezan los Muy Fellini a tocar las primeras notas de la noche. El duo hizo un correcto concierto que no hizo vibrar al público pero que tampoco disgustó. Por desgracia para ellos el respetable sólo pensaba en el grupo estrella.

Pasadas las 10 de la noche Vetusta Morla irrumpía en el escenario para dar comienzo un concierto excelente. Los madrileños repasaron todas sus canciones más exitosas de su gran disco “Un día en el mundo”. Temas como Copenhage, Valiente, Sarahbbey Road o la canción homonima de disco hcieron que los allí presentes vibrasemos con la voz de Pucho, un frontman que es pura energia y que demuestra bolo tras bolo que ya es un referente dentro del panorama musical actual en este pais. La banda apenas paró un segundo de tocar, y el concierto, que si bien fue compacto y no muy extenso en el tiempo si que dejó satisfecho al respetable, con mas de una decena de canciones tocadas. De lo mejor fue sin duda alguna los momentos en los que el publico  se volcó con ellos en sus temas mas conocidos. En “Valiente” Pucho y el público fueron uno, al igual que en Saharabbey Road, donde todo el mundo tarareó la canción que sirvió después para que se les pidiese salir de nuevo al escenario para los bises. Sin duda otro intenso momento fue cuando se tocó “la cuadratura del circulo”, un tema que en directo tiene como percusión un enorme bidón de gasolina que hace que la canción coja una fuerza increible.

Resumiendo se puede decir que estamos ante uno de los mejores conciertos del año. Como datos curioso comentar que Pucho, el cantante de la banda pidió a las primeras filas que intentasen no fumar, y que si lo hicieran lo hicieran con responsabilidad, algo curioso pero lógico al final. Tambien como anecdota la que nos dió tambien Pucho, que no consiguió arrancar a tiempo una canción y se quedo frio justo al comienzo de esta. Tras unas risas y el perdon del público todo volvió a la normalidad. Ahora sólo nos queda a los seguidores de Vetusta Morla esperar su ansiado nuevo disco y a la posterior gira de éste que sin duda será igual de exitosa como la que en breve van a cerrar. Un 10 para Pucho y los suyos.

Pucho (Vetusta Morla) en el concierto de Vitoria del 30 de Octubre

  1. Hacía tiempo que no estaba en un concierto en Vitoria donde se colgaba el “No hay entradas”. El calor y el agobio en todo caso no impidió disfrutar de esta pedazo de banda. Algunos colegas míos se descolgaron del entusiasmo y otros dijeron que les habían visto en momentos mejores, pero a mi me parecieron simplemente ACOJONANTES!!

  2. admin

    Yo los disfruté este año en el Bilbao BBK Live, pero no fue lo mismo. El concierto del viernes fue muy intenso, me fui con esa sensación de saber que a partir de ese día ese grupo te ibaa gustar mucho más sólo por el hecho del conciertazo que había disfrutado. Hoy por ejemplo no puedo quitarme de la cabeza “la cuadratura del circulo”, el tema en el que la percusión corre a cargo el bidón. En fín, crucemos los dedos para que vuelvan a Gasteiz algún día.

  3. Pamplonica

    Estuve en el concierto y aluciné. Creo que hoy en día hay pocas bandas que tengan una calidad similar, y mucho menos la madurez que tienen estos tíos con un sólo disco en el mercado, a pesar de que haga mucho que se dediquen a esto.
    Un concierto redondo, de diez.
    El único punto negativo que le encuentro es que se oía mucho más la batería o incluso el bajo, y se comían la voz; una pena

¿Quieres opinar?