Telecinco es Telebasura (repasando la historia de la cadena).

Desde su fundación Telecinco, la segunda cadena privada en la historia de este pais apuntaba aptitudes para convertirse en la televisión de menor calidad. No quiero parecer un intelectualoide, uno de esos que admira a Punset y adora a La 2 por encima de todo, pero opino que Telecinco es sencillamente el trozo de mierda mas grande jamás creado para la televisión. Quizás parezca excesivo, quizás penséis que me he pasado pero no es así. La cadena de Fuencarral nos ha dado grandes momentos de la televisión si, pero tambien nos enseña a diario lo que es la autentica esencia de la Telebasura. Javier Sardá hace unos años cargaba contra el grupo Vocento por haber dicho que lo que él y su cadena hacían era eso, telebasura, y es curioso como he ido cambiando poco a poco de opinión y he visto que Telecinco nunca ha hecho nada merecible de un reconocimiento.

Fundada en 1990 por la ONCE (si, los de los cupones) y por una empresa de Silvio Berlusconi (ese presidente tan… “curioso” de la republica Italiana) nace Telecinco,  la segunda cadena privada en aterrizar en nuestro pais detrás de Antena 3. La cosa se sabía por donde iba a ir tras fichar a valerio Lazarov (que en paz descanse) como director general de la cadena. El realizador rumano fue un visionario e innovador en los 70 gracias a sus zooms y tal, pero en los 90 todo esto ya estaba inventado, y buscar el exito en los 90 con técnicas aperturistas y trasgresoras para la España de los 70 era no una tarea imposible, sino una forma pésima de lograr audiencia. Por eso Lazarov tiró de la carnaza, de las mammachicho y demás programas en los que el destape light estaba a la última. Poner a Manolo Escobar al frente de un programa deportivo, a la Carmen Sevilla dando el cupón y añadir a la parrilla programas como “ay, que calor” o “bellezas al agua” son ejemplos de como lo chabacano y simple estaba en “tetacinco” por encima de todo.

Otro ejemplo de la pésima calidad de Telecinco es su manía por destrozar, arruinar o desprestigiar sus propios programas.  Ejemplo sencillo es Gran Hermano, que tuvo dos o tres primeras ediciones magnificas con una opinión sensacional por parte del público y con unas audiencias millonarias. Ahora, 10 ediciones despues somos el único pais que aún lo sigue emitiendo, y hemos pasado de seleccionar gente normal y sencilla a meter un grupo de guapit@s junto a un par de frikis en una casa para luego alimentar los programas de corazón de la cadena. Y otro buen ejemplo de como irse al garete son los late nights de esta cadena que han ido fallando uno tras otro por sobreexplotar temas, en el caso del Mississippi de Pepe Navarro por haberse centrado durante meses en el crimen de Alcasser y en el de “crónicas marcianas” por haber cambiado a grandes personajes inteligentes y mejores invitados por la chabacanería de Gran Hermano y sus sucedaneos.

Para redondear la critica, un minuto de oro para la prensa rosa en Telecinco, piedra angular de su estilo y sobretodo de su programación. “Aquí  hay tomate” y “salsa rosa” son dos de los programas más criticados en la historia de este pais. Entre ambos no pueden contarse ni con  manos las denuncias puestas contra estos por personas de la farandula. Programas como “hombres, mujeres y viceversa” o “está pasando” han hecho que Telecinco aún siga siendo deprimente por sus contenidos escasos en interes general o familiar o por sus contenidos adultos a deshoras o en horario infantil. ¡Si solo debemos ver el twitter de Telecinco para comprobar que esta cadena es de todo menos seria! todo lleno de noticias rosas o de contenidos estúpidos que la verdad alejan mucho a la cadena del rigor y de la seriedad de otras cadenas españolas.

Antes de despedirme, un recuerdo para los productos de calidad de Telecinco que sí, los ha tenido y encima muy buenos. Tras toda esa ponzoña mencionada anteriormente se encuentran joyas de la televisión moderna de España como “caiga quien caiga” o “el informal” junto a buenas series que al menos en sus comienzo si lo fueron, por ejemplo “7 vidas”, “Aida”, “periodistas” o “el comisario” en sus primeros tiempos. Es curioso como lo bueno en Telecinco dura poco, o bien porque se cancela de forma extraña el programa o bien porque echan a perder la serie de una u otra forma. En fín, Sardá le dijó una vez a Vocento, “Telebasura, tu puta madre”, yo hoy le digo al presentador “tu más”.

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Wasenshi

    Totalmente de acuerdo.

    Es que no se salvan ni los telediarios, todo sucesos, y más sucesos, y más sucesos, Piqueras, a quien quieres meter miedo?

  3. hegoi

    de acuerdo en todo telecinco -> telecirco!!! que la cierren o la hagan de pago por favor

  4. Creo que la primera etapa de la cadena fué buena, Telecinco nació con otra visión de la televisón, entretenia de la manera que fuese pero sin entrar en lo que ahora es, cotilleos, sucesos y famoseo, basicamente era una cadena muy friki (en aquellos tiempos ni sabiamos que esa palabra existia). La segunda etapà si es para cortarse las venas, es para prenderle fuego a la cadena y a los que trabajan en ella. Lo malo es que esa cadena es un reflejo de la sociedad que vivimos ahora, eso da que pensar.

¿Quieres opinar?