Critica de un pixel: “La casa de mi padre”

La filmografía sobre la banda terrorista E.T.A. así como del conflicto vasco es muy amplia. Desde el periodo franquista hasta nuestros días son mas de una decena las peliculas que han intentado acercar al espectador cinefilo un problema social, politico y cultural muy extenso. En el recuerdo peliculas como Operación Ogro, la fuga de Segovia o Yoyes entre otras. Ahora hay que sumar “la casa de mi padre”, una pelicula estrenada esta semana en la que se intenta acercar al problema desde el punto de vista familiar. Con un plantel de actores ya consagrados como Carmelo Gomez o Enma Suarez y junto a estos jovenes promesas del cine español como Juan Jose Ballesta o Veronica Echegui el directo donostiarra Gorka Merchán se estrena en la dirección de una producción importante.

La pelicula nos acerca hasta un pueblo cualquiera de la provincia de Gipuzkua, donde el movimiento abertzale es mas profunda. A éste ha vuelto a pasar una temporada Txomin Garay, un empresario vasco y su familia. Txomin tuvo que emigrar por la presion recibida por el entorno de E.T.A., por lo que al volver su vida vuelve a correr peligro. En su misma familia nos encontraremos a un hermano abertzale con un hijo, Gaizka que ve a su tio como un traidor de su patria. Tras la muerte del padre de Gaizka, Txomin decide intentar sacar a su sobrino de aquel entorno, poniendo  incluso su vida en juego. A lo largo de la cinta veremos ambas caras de la moneda, por un lado el sufrimiento de un empresario no nacionalista y su entorno intimidado y amenazado por la banda terrorista y por el otro el sufrimiento del movimiento abertzale. Con un final duro, la pelicula pretende ser un mero reflejo a grandes rasgos de la situación actual de Euskadi.

En lo que al ambito cinematográfico se refiere, el film de Merchán  intenta tocar un tema conflictivo y en muchas ocasiones tabú para la sociedad vasca. No es nada fácil conseguir crear una pelicula que te haga ver la realidad de Euskadi, de hecho ésta tampoco lo ha conseguido, pero si que es cierto que a grandes rasgos la ambientación de “la casa de mi padre” es de las mejores que he visto dentro de la filmografía sobre el conflicto vasco.La historia es interesante, aunque no es fantastica. Es una pelicula simple y sencilla, sin querer pasar a la historia como la mejor pelicula euskalduna de la historia. El final es bastante predecible y simple, me he quedado como con ganas de más, sintiendo como que a la pelicula le faltase algo mas de chicha.

La caracterización de Ballesta no es la mejor para interpretar a un joven euskaldun, su acento le delata. No obstante tampoco lo hace del todo mal, podría haber sido peor. Buena actuación de la pareja Gomez-Suarez, especialmente del primero que borda su papel. Veronica Echegui, que la recordamos de la pelicula “yo soy la Juani” tambiene stá correcta en el papel de Sara, la hija de Txomin.

Como curiosidad, me ha llamado la atención que en ningún momento saliese durante la pelicula la policia vasca ni cuerpo de seguridad alguno. Tambien apuntar  que como actores Carmelo Gomez y Ballesta son muy buenos, pero el directo no ha acertado en ningún momento con las escenas de ellos jugando a la pelota, pero esto son menudeces. En resumidas cuentas un sencillo film que intenta acercar al mundo una triste realidad, la pena es que debido a la dificultad del problema obtener una buena pelicula de ello resulta complicado, más aún si tienes la realidad cerca de ti. Aprueba sin grandes notas, recomendable si te gusta ese tipo de cine y no eres muy exigente.

  1. Aún no la he visto, pro antes de verla para mi Carmelo Gomez y Juan José ballesta son dos pedazo de actores, lo de las escenas jugando a la pelota….no todo es perfecto supongo…
    Cuando la vea te dejao otra opinión.

    aio

¿Quieres opinar?