Un chiste (muy) malo: el bocata de jamon York.

No me puedo resistir, ahí os lo dejo:

-“Mamá, mamá… ¿me haces un bocata de jamón?”

-“¿York?”

-“si, ¡Turk!”

Os lo advertí… gracias Lid por habermelo contado, llevo media mañana partiendome de risa por culpa de él. Es definitivo que me encantan los chistes malos

Etiquetas:Etiquetas:
  1. Lídia

    Hay mucha gente que nunca logrará entenderlo… pero si amas un chiste malo los amas a todos! aglugluglugluglu ;)

¿Quieres opinar?