Sobre el macrobotellón y posterior destrozo de la exposición…

Creo que me veo en la obligación de opinar sobre lo que la prensa local y autonomica esta haciendo ver a la sociedad alavesa y vasca en general sobre los hechos ocurridos este pasado sabado en Vitoria. Basicamente lo hago porque tras estar escuchando cierto programa de Etb2 me han entrado ganas de dejarles las cosas claras a ciertos contertulios y entrevistados.

Vayamos por partes. En el programa Pasalo se ha entrevistado al responsable de la exposición Periscopio, el señor Paco Valderrama y posteriormente se ha comentado el horrible suceso, que para quien no lo sepa se trata del destrozo de una exposición publica en medio de la calle de periodismo deportivo de la agencia Reuters. Las cosas se torcieron en torno a las 3 de la mañana cuando un reducido de grupo de locos quisieron dejar a mas de 4000 personas como el culo. 4000 personas chillamos, cantamos, hicimos ruido y protestamos por algo que a nuestro juicio de jovenes rebeldes es un derecho: la fiesta. Todo sucedia con cierta normalidad… hasta que cuatro imbeciles decidieron dejar a la juventud de Vitoria y a la ciudad en general a la altura del barro. Fueron menos de una minoría en un grupo de muchas personas. Fruto de ello, las portadas de los diferentes medios decidieron publicar una de las varias realidades posibles. Una de ellas era que varios miles de jovenes se concentraron para exigir un cierre menos temprano de los bares. Otra podía haber sido decir que la amplia mayoría de los allí reunidos protestaron de forma legal dentro de unos margenes, no nos vamos a engañar que la concentración nos e basaba en un acto oficial y legalizado por las instituciones, pero  la amplia mayoría solo cantamos e hicimos ruidos con matasuegras. Pero no, la prensa decidió una vez mas ir a la carnaza y sacó en portada que el macrobotellón acabó en actos vandalicos con 4 detenidos. Pudieron y tuvieron la oportunidad de decir que el acto transurría con una normalidad tremenda hasta que un grupo reducido de animales, porque estas bestias serán lo que sean, pero desde luego personas no son decidieron llevar la protesta al vandalismo puro. Tuvieron la oportunidad y los medios de desmarcar una cosa de la otra, pero decidieron hacer lo fácil, no hacer nada y poner carnaza en la portada de su medio. Sea por radio, prensa escrita o medios de televisión la verdad es la misma sea cual sea la procedencia del medio: siempre la carnaza y nunca la otra realidad.

Quiero lanzar un mensaje al señor Valderrama, responsable de la exposición “Periscopio” de Vitoria con todo mi corazón, de amante de la fotografia y fotografo amateur a él: tiene que trabajar por hacer ver no sólo a los fotoperiodistas, sino a la sociedad en general que lo ocurrido es un acto vandalico llevado a la realidad por un reducido grupod e jovenes que de ninguna forma representan la sociedad alavesa y vitoriana. Ninguna afición es mala sólo por sus ultras, los vascos no somos malos por culpa de cierto grupo armado, ni el mundo musulman es un peligro para la humanidad por su reducido grupo de extremistas. Los allí reunidos el sabado estabamos en contra del botellón, pero tambien estabamos en contra de aquella aberración contra el trabajo de muchas personas. Creame señor Valderrama, haga ver que porque en un partido de futbol un grupo de hinchas hiciese una falta grave contra el orden publico no debería desaparecer dicho grupo. La sociedad vitoriana ama esa exposición, y el ejemplo esta en que somo miles y miles cada año los que asistimos a las exposiciones que usted lleva. Habrá bajas, seguramente, no todos entienden que esto  es algo casual y que desde luego no estaban en contra de su trabajo, pero creo que haciendoles ver la realidad serán muchos aún los que apuesten por seguir viniendo año tras año a Vitoria. Y tiene todo mi apoyo, sea como pueda ayudarle, sólo no haga del pesimismo extremo que usted esta demostrando estos días bandera alguna, puede que le sirva para que aporten mas o menos dinero las administraciones publicas, pero desde luego no haga ver que yo soy culpable de tales hechos, y como yo un grupo de miles de persoonas mas, excluyanos y alejenos de estas bestias porque desde leugo somos diferentes.

Y poco mas que decir, no pido que se apoye el evento, ni que se nos dore la pildora, ni que aparezcamos como los buenos de la pelicula, quiero que se haga ver la realidad por los cuatro costados, una verdad al 100% y no una descafeinada como la que se ha hecho ver. Hubo incidentes, pero por encima de ese acto vandalico y sus 20 bestias estan las otras miles de personas que formalmente protestamos. He intentado ser lo ams correcto posible, pero francamente y hablando en plata tengo un hinchamiento de cojones severo tras haber escuchado ciertas chorradas por ahí. En realidad no estoy en contra de los periodistas, mas bien con lo medios que ven mas la pela que la verdad en algunos casos. Como dice aquella canción de Metallica: Sad but true…

  1. Es que vamos a ver, mozo, creo que informativamente hablando es más relevante la destrucción de 200 fotografías irrecuperables que la agencia Reuters había confiado a la ciudad de Vitoria, que el hecho de que 4000 jovenzuelos que no tienen donde ir se junten en la plaza del pueblo. Lo de que los bares cierren a la 1:30 es una anécdota comparado con la pérdida que se ha producido y el modo en que ha sido. Al fin y al cabo ha sido destruido el excelente trabajo de unos excelentes “periodistas gráficos”. Reuters tiene mucha influencia, y el daño ocasionado es grave. Para tí tan grave como que los 200 bares del Casco Viejo ardiesen en una noche tras una concentración de fotoperiodistas, por ponerte un ejemplo que creo que entenderás. Pero a quién se le ocurre dejar los bares en la calle…

  2. Vitoria de mis amores

    Si el Alavés gana una final de la Champions, en Mendizorrotza, y durante el partido se enciende una vengala y arde el palco, o la caseta del 4º árbitro, o se arroja una cabeza de cerdo ensangrentada al campo, o se dedican insultos racistas a los jugadores, ten por seguro que por encima del triunfo, la noticia será la vengala, la cabeza de cerdo o los insultos. Porque eso teñirá toda la fiesta, irremediablemente, con el color de la vergüenza. Esos hechos deben ser denunciados por la prensa, para que quede claro que no deben ser tolerados por nadie, por mucho que el Alavés gane la Champions, y por mucho que la mayoría de la afición sea maravillosa. No se puede permitir, y hay que darle la importancia que tiene, que es mucha, mucha más que lo anecdótico de que el Alavés gane la Champions. Cuando unos individuos que pertenecen a una sociedad se escudan en ella para realizar actos de barvarie, éstos deben ser denunciados con energía para que la sociedad tome conciencia de su gravedad y haga lo posible por extirpar esos comportamientos dentro de ella. Por muy buenas intenciones que tengáis los que os concentrasteis, tiene más de vergonzoso lo que sucedió con las fotos que de noble la protesta que protagonizasteis. Lo siento, amigo, pero creo que el acento está bien puesto donde está. Y vosotros podéis hacer mucho por intentar lavar el nombre de las miles de personas que se manifestaron lúdicamente y con toda la buena voluntad.

  3. admin

    “destrucción de 200 fotografías irrecuperables que la agencia Reuters había confiado a la ciudad de Vitoria”.

    1º Confiado, confiado… El ayuntamiento pagó por ellas, de eso no hay duda.
    2ª¿Irrecuperables? eran murales donde estaba creado un montaje con fotos, la original la guardará Reuters en su maravilloso, exclusivo y seguro archivo. Y si no esta ahi estara en el disco duro del señor fotorgafo, o en su compactflash… no eran los originales, una foto solo tiene un original, el negativo o al archivo, y esos no estaban colgados de los muretes estos…

    Repito, es muy triste lo ocurrido, y mas para alguien que ama la fotografia como servidor, pero creo que el pesimismo sobre el futuro de periscopio es exagerado. Austria, Rio de Janeiro, Quebec… son ciudades que han recibido cumbres internacionales y en las que los actos vandalicos han sido espeluznantes. Pero ahi siguen, no han sufrido una humillacion, creo que se puede sacar mucho filon de un muerto, mucho mas que un vivo. Creo que muchos entenderán lo que quiero decir. No digo que no informen de esto,de informar que remarquen todo, aunque sea esto lo importante. La manipulación informativa es una herramienta que se utiliza por fines economicos basicamente, es una forma de marketing practicamente para los medios, es entendible, pero tambien es entendible que a muchos no nos guste ni un pelo. Ces’t la vie…

  4. Vitoria de mis amores

    Lamento informarle de que algunas de las fotografías físicamente integradas en los paneles son irrecuperables. Muchas de ellas pertenecían a la era predigital, de ahí su calidad. A nada que te muevas en el mundillo, aunque sea aficionado, de la fotografía te sonará la maldición que persigue a los negativos de toda fotografía de valor. Además el proceso de revelado suele ser irrepetible, por lo que, a pesar de contar con los negativos, esas copias son irreproducibles. Estas fotografías no se han revelado en Ikatz. De un negativo se pueden sacar decenas de copias diferentes en base al papel, a los líquidos y la pureza de los mismos, al tiempo en cubeta, etc. etc. etc.
    Ah, y Reuters confió, aún a cambio de dinero, pero confió en Vitoria para montar un mural en la calle. Ahora se ha quedado sin confianza y sin copias. C’est la vie, mon cher ami, et soignez votre ortographe…

  5. Gazteria AURRERA!!

    Totalmente de acuerdo con lo que dice mi compañero (trabajamos juntos, cámara en mano).
    Además las cumbres internacionales llevan los altercados de serie, por lo que normalmente se suelen organizar en ciudades de países que sean capaces de garantizar la seguridad. Te puedo asegurar que, a día de hoy, no lo harían en Kandahar. No da demasiada confianza en ese aspecto ¿no te parece?
    El único riesgo que, a priori, lleva de serie una exposición fotográfica es el transporte y el montaje. La luz y la humedad también puede ser importante dependiendo de lo delicado del trabajo, pero existen soportes que minimizan esos riesgos. Nadie cuenta con que miles de manifestantes antiglobalización vayan a pasar por la exposición, y si así fuese, si te descuidas, hasta se paran a contemplarla en vez de destrozarla.
    Me parece que tú tampoco contabas con que las fotos fuesen destrozadas a raíz de la manifestación de la que tan orgulloso te sientes.
    Si me permites, te propondré una idea: montad algo parecido de día, bien organizado, con pancarta y comunicado. Podréis restaurar la buena imagen de la juventud vitoriana públicamente marcando diferencias con los que hicieron esa tropelía, diciendo que no los queréis defendiendo lo mismo que vosotros, y explicando con buenos argumentos, que seguro que los tenéis, qué queréis y por qué creéis que es posible. Estoy seguro que eso tendría su repercusión en los medios, sin interferencias de ningún tipo.

  6. Ni manipulación informativa ni nada Alberto. Lo que pasó fué lo que contaron los periodistas, que hubo 4 idiotas que se dedicaron a romper cosas que no debían. Si no nos gusta que saquen eso como destacado de la noticia pues, como dices tu…… Ces’t la vie…

¿Quieres opinar?