Día asqueroso

Vaya día de mierda he tenido hoy. Sin llegar a ser un día horrible ha sido uno de esos días aburridos, monotonos y cansado en el que sólo queda seguir hacia adelante y esperar que el siguiente sea mejor. La mañana fue horrible, con muchisimo trabajo y sin parar casi hasta la hora de comer. Ya para esas horas mi cabeza empezaba a cargarse considerablemente, pero la verdad se podía aguantar. Ya en mi kebab de confianza diario adivinad a quien me encuentro… cierto jugador balcanico del Tau que mete triples como pocos en la liga ACB. eso es, Igor Rakocevic estaba comiendo con quien creo que era su pareja, la cual estaba embarazada por cierto. Es guapo comer cerca de alguien así, alguien al que has visto cientos de veces en la tv, en la prensa y que nunca te lo imaginas a 4 metros de ti poniendose las botas a base de Durum. Ya lo ví una vez hace tiempo, así que parece ser que le mola venir a comer de vez en cuando allí.

Ya por la tarde mas de lo mismo: trabajo, trabajo y mas trabajo que hicieron que mi cabeza se me pusiese como un bombo. Acabé con unas ganas tremendas de escapar del CAU y darme una vuelta por ahí, a mi bola. Total, que me fui al boulevard, un sitio tranquilo y relajante vamos… hice una compra “videojueguil” y me vine para casa. Y aquí estoy, haciendo tiempo para cenar y para descansar hasta mañana.

Creo que algún día de estos os diré que es lo que necesito en estos momentos, pero todavía es pronto. Mañana o pasado dejo de vivir solo, ha sido un mes y medio extraño, en el que mi estima empezó bajo, llego a una altura interesante y ahora titubea entre el bien y el mal. Pero eh, seguimos en pie…

  1. Muxo Rako, como sabe donde se sirve la buena comida eh…jejeje

¿Quieres opinar?