Veintitantos minutos

No llega a media hora el tiempo que me paso cada tarde caminando desde mi trabajo dirección a mi humilde morada. Desde las cinco y traintaytantos minutos hasta casi las seis me paso eso, veintitantos minutos de mi vida dirarios casi reflexionando. Es curioso, me resultan aburridos y monotonos esos minutos, pero seguro que cuando deje de hacerlos los echaré en falta, como una especie de sindrome raro de Estocolmo. Me pongo los cascos, los conecto al iPod, ficho en el torno de salida y a correr, bueno, a caminar hasta mi casa. Es casi una media hora en la que he meditado bastantes cosas en estos últimos seis meses, sobre mi vida, sobre la de los demas, sobre mis penas, mis alegrías, mi familia, chicas, amigos… tantas cosas y tantas comidas de tarro…¿Por qué es tan compleja la vida de uno? ¡cada día me resulta mas dificil y compleja! cosas que deberían pasar y no pasan, cosas que no deberían pasar y que pasan, sentimientos raros, cosas asombrosas, amores, desamores… ¡ay! que vida mas dificil la de uno. ¿Por qué nos la complicamos tanto?¿por qué somos tan afectivos? cuando nacemos en lugar de un pan deberíamos traer una guia para la vida, encima no nos engordaría. No os voy a engañar, últimamente he vuelto a sentir cariño por esa cosa llamada humanidad. Admito que vuelvo a tener cariño a un selecto grupo, y admito que me apetece querer, y por suerte o por desgracia admito que vuelvo a caer en redes oscuras de esa sensación llamada amor, o cariño, o lo que sea, la cosa es que vuelvo a ser humano, cosa que aunque me joda me encanta.

Me apetece sentirme bien, me encanta sentirme así, y aún sin tener cerca a lo que necesito me siento vivo. Sólo necesito una excusa para sentirme bien, y mi excusa tiene nombre y apellidos… ¡y hasta acento! disfruto de nuestras conversaciones, de nuestras tonterias… y la verdad, no necesito mucho más, sólo a alguien al que ofrecer mi humilde cariño. A ver si le veo pronto…

Hoy os traigo una canción que puede llegar a ser en breve biográfica: Bebe – siete horas, que grande es esta mujer dios mio.

  1. Anonymous

    Prefería no firmar el comentario… nunca se sabe. Estoy en la sala de informática con un super mac imprimiendo teletipos (tengo una vida emocionante!) No sé que decirte… que tengo ganas de salir de fiesta contigo y lo sabes. Besos!

    P.D Tu tienes más acento que yo.

¿Quieres opinar?