• No nos merecemos el derecho al voto

    Les seguimos votando porque nuestra sociedad ha evolucionado, o mejor dicho, involucionado. Por desgracia, votamos con el corazón y no con la cabeza. ¿Bipartidismo? más bien futbolismo….