• No son horas…

    Las cuatro y media de la mañana y en lugar de estar desacansando para afrontar una semana bien descansado aquí estoy enseñandoos lo que puede llamarse…