• Tatuaje realizado en Hamahiru 13 ink, el mejor estudio de Vitoria Gasteiz

    Ahora sí que soy pixelillo

    El pasado verano fue un tanto especial. Cuando digo especial, quiero decir malo. En agosto toqué fondo, y vi que había cosas que debían cambiar. Necesitaba un…