• ¡ánimo!

    Te escribo esto a las 8 y 25 minutos del lunes. Si hay una hora «cabrona» en la semana sin duda alguna es la primera hora…