Kiev 4

KIEV 4

Pocas cámaras de mi colección han conseguido atraerme tanto como la Kiev 4. Desde que la descubrí me quise hacer con una, y tras haber comprado un cuerpo defectuoso conseguí uno operativo he confirmado lo que había leído: se trata de una gran cámara, probablemente una de las mejores fabricadas en la Unión Soviética.

Antes de la Segunda Guerra Mundial la empresa Zeiss Ikon fabricaba su magnífica cámara telemétrica en su fábrica de Dresde (Alemania). Tras la contienda, el ejercito soviético recoloca la factoría y sus empleados cerca de Kiev, donde se harán bajo una nueva denominación. Así nace la Kiev 4, una copia prácticamente exacta de la Contax.

La Kiev tiene uno de los telémetros más precisos que puedes adquirir. La distancia entre las dos ventanas es de cerca de 9 centímetros, lo que hace que puedas enfocar perfectamente a partes concretas de tu cara, por ejemplo. Si nos centramos en otros elementos, me gustaría centrarme en sus cortinillas, que son metálicas y envejecen mejor que las de tela de otras cámaras rusas. Su obturador llega hasta los 1/1250, algo que no pueden decir todas las cámaras analógicas. Mencionaré también que dispone de una bayoneta propia que comparte con sus hermanas gemelas Contax.

La Kiev 4 viene equipada con un fotómetro de selenio que digamos no ha envejecido muy bien. Es bastante natural que este elemento no funcione en dichas cámaras.

Análisis de la KIEV 4

Voy a ser muy directo: Tras dos carretes disparados, la Kiev 4 se ha convertido en una de mis cámaras de 35mm favoritas. Aunque el enfoque puede ser tedioso y su visor no es apto para quienes usamos gafas, los resultados obtenidos hacen que valga la pena. El objetivo Jupiter 8 50mm f2 es una auténtica gozada y ofrece unos resultados extremadamente nítidos.

Es una cámara robusta y algo pesada, y es cierto que el fotómetro es un engorro inutil en muchos cuerpos, pero pese a todos estos «defectos», la telemétrica rusa se mantiene como una gran cámara. Ideal para iniciarse en el mundo de las telemétricas sin dejarse un pastizal y tener algo más avanzado que una Zorki o Fed.

Os dejo unas cuantas fotos tomadas con mi Kiev 4 y su objetivo Jupiter 8. La película usada es Fomapan 100 procesada con Adonal.

Los resultados responden solos. La nitidez que ofrece este objetivo hace que me haya enamorado de la cámara.