Cámara Rheinmetall Perfekta

Perfekta: cámara de formato medio low cost

Hoy os voy a hablar de una cámara hecha a mediados de los años 50 en la extinta Alemania del este. Fabricada por Rheinmetall, la Perfekta está fabricada en baquelita, lo que nos debería darnos una idea del tipo de cámara que es. Bueno, al lío, vamos a probar una cámara que me sorprendió en su día.

Empecemos con algo de historia. Rheinmetall era un fabricante de material de consumo situado en la región de Turingia. A mediados de los años 50 se decantaron por el desarrollo de cámaras baratas para su país. Así nace la Perfekta, una cámara fabricada en baquelita y que tiene unas características muy humildes. Solo tiene una velocidad, cercana al 1/30 o 1/50, además del clásico modo Bulb de obturación a nuestro gusto. Junto a esto tres aperturas: f 7.7, 11 y 16. Monta una lente de menisco acromática de 80mm.

La Perfekta usa película de formato medio estándar que nos permitirá hacer doce exposiciones cuadradas de 6×6. A diferencia de otras cámaras de baquelita o cajón, esta cámara tiene sistema anti doble exposición, algo que puede no gustar a quienes experimenten, pero de gran utilidad para gente como yo.

Análisis de la Rheinmetall Perfekta

Me gustan las cámaras de baquelita porque tienen un tacto y peso agradable, y la Rheinmetall Perfekta no es una excepción. No es la cámara más ergonómica de la historia, pero tengamos en cuenta que estaba pensada para un fotógrafo ocasional y con pocos recursos. Los controles son sencillos y se limitan a dos ruedas, una para la apertura y otra para el tipo de disparo. Me gusta el visor, que aunque no está cerrado y no dispone de óptica de ampliación es práctico y bastante fiable.

Os dejo algunas fotos hechas con la Perfekta. La película usada es Fomapan 100 de la marca Foma, una película barata pero que me encanta y ofrece buenos resultados. El procesado fue con Adonal y Adofix.

Cámara Perfekta

Los resultados de paisaje son bastante buenos teniendo en cuenta la sencillez de la lente. Me encanta la nitidez de la zona central de las fotos, pero si ponemos el foco más allá observamos una especie de efecto túnel. La nitidez se va perdiendo a medida que vamos alejándonos del centro de la foto. Es algo comprensible, que incluso le da un toque bonito.

Los disparos a media distancia también son bastante buenos. La pega es la falta de velocidades, algo que Rheinmetall arregló con la Perfekta II, con la misma lente pero con velocidades que van hasta el 1/100.

En definitiva, la Rheinmetall Perfekta es una buena cámara de gama baja, ideal para quienes amen la lomografía.

Colección de cámaras analógicas

Te invito a que conozcas algunas de mis cámaras. Aquí tienes el listado.