Día 59

Ya estamos en la fase 1. Esto implica que la desescalada va tomando forma hacia la llamada «nueva normalidad». Esta nueva etapa me está generando algo de ansiedad en comparación con el confinamiento, donde me encontraba bastante cómodo. Además ha vuelto el mal clima y una serie de elementos que me tienen algo descontento. Pese a ello sigo estando bastante bien.

Creo que ya lo he dicho en alguna ocasión, pero el confinamiento está siendo un viaje interesante hacia el autodescubrimiento. Me he conocido mejor en estos últimos 60 días que en los últimos diez o quince años. Espero que las bases que he ido desarrollando sean duraderas.

En otro orden de cosas, ayer recibí mis primeras mascarillas y hoy me estrné con una de ellas. Es cierto que el olor no es agradable y que debido al clima me he pasado gran parte del paseo con las gafas empañadas. Sin embargo he sentido que hacía lo que debía. Llevarla no es una obligación pero ayuda a mantener a este virus lejos. Cuido de mí y cuido a los demás, o eso creo.