Cámara vintage LOMO LC-A

LOMO LC-A

La LOMO LC-A es una cámara muy interesante. Es un mito de la fotografía, un icono que ha generado auténticas pasiones fotográficas. La lomografía no existiría sin ella. Era normal que al arrancar con la colección de cámaras me hiciese con una.

La historia de esta cámara arranca a comienzos de los 80. En 1982, la empresa LOMO desarrolla una cámara compacta automática basada en la Cosina CX-1. Con un objetivo gran angular de 28mm, la LC-A ofrece unos resultados muy llamativos, con unos contrastes muy definidos y unos colores muy vívidos. esta cámara soviética no necesitó mucho tiempo para convertirse en todo un referente social.

La LOMO LC-A es una cámara automática muy sencilla. Dispone de 4 puntos de enfoque (0.8m, 1.5 m, 3m e infinito) y diferentes aperturas que van desde el f2.8 hasta el f16. También dispone de un modo automático que seleccionará la apertura. Para su funcionamiento completo requiere de la alimentación de 3 pilas de botón LR-44. En el visor encontramos 2 LEDs rojos que nos informan tanto del funcionamiento de la cámara como de la obstrucción del objetivo. Además, dentro del visor veremos la selección de la distancia de enfoque mediante diferentes iconos.

Mi LOMO LC-A

  • Número de serie 8419343.
  • Modelo original ruso. Logotipo y modelo escritos en cirílico. El selector de sensibilidad usa el estándar GOST. Esto es un pequeño problema ya que los niveles marcados no son los compatibles con los estándares ASA.
  • Opticas limpias, sin polvo ni hongos.
  • Mecánica operativa, aunque se han dado casos en los que el disparadpor se ha quedado fijo.
  • Viene con caja original.

Manual LOMO LC-A

Como siempre en estos casos, os invito a que visiteis la web Butkus para poder ver tener acceso a un manual online de la cámara.

Imágenes de muestra

Al poco tiempo de comprar mi LOMO LC-A compré un carrete e hice varias pruebas. En mi Flickr tenéis una galería de fotos de muestra de esta cámara en funcionamiento.

Mi colección de cámaras

Lista de cámaras hasta la fecha