Pocos dicen I love you

Creo que deberíamos demostrar mucho más cariño a nuestro entorno. Bueno, quizás deba hacerlo. El caso es que me fijé en las pocas veces que digo te quiero, y creo que es un grave error. O no.

Domingo al mediodía. Enciendo la tele mientras estoy comiendo y me encuentro un resumen semanal de la NFL, la liga de fútbol americano. Sale Tom Brady, que tras un buen partido, se le acerca en el campo el dueño del equipo, un señor menudo de unos 80 años. Éstos intercambian  una serie de halagos, y el quarterback de los Patriots termina dándole la mano, las gracias y con un «I love You».

No sé por qué, pero en mi cabeza uno una serie de datos y llego a una reflexión: qué facilidad tienen los americanos para decir Te Quiero. No es algo malo, sencillamente parece que en su cultura es algo más habitual mostrar el cariño a una amistad o familiar.

Te quiero. Dos palabras preciosas que apenas uso en mi vida. Soy bastante tímido en ciertos ámbitos, y francamente, me cuesta decirle te quiero a alguien. Siempre lo he asociado al amor puro hacia otra persona, hacia esa mujer que amaba. Pero ayer decidí cambiar el chip. Comprendí que quizás mi mundo, mi entorno sea mejor si realmente muestro mi amor hacia él. Porque a veces un simple Te quiero puede ser suficiente para reforzar una amistad, una relación familiar o cualquier vínculo especial. Ayer decidí que era un buen momento para empezar a usar más el «Te Quiero».

No sé, puede que sea una chorrada, pero os invito a que reflexionéis sobre ello. Puede que con ello saques alguna sonrisa, o un abrazo bien bonito. Suelta un Te quiero de vez en cuando. Eso si, a quien se lo merezca. Tampoco debemos regalarlos.

¿Y tú? ¿Dices mucho «Te quiero»?