Tragedia Mad Cool 2017

Análisis de las polémicas de una tragedia

Ayer, el Mad Cool se tiñó de negro por una tragedia. Un artista falleció delante de muchas personas. La organización paró el evento durante unos minutos pero decidió seguir adelante con el resto de actividades argumentando motivos de seguridad. A partir de aquí, se crearon diferentes polémicas, diferentes focos de atención alrededor de la tragedia. Muchas personas opinaron sobre ellas, y como es lógico, algunas opiniones o bien carecían de lógica o de buen gusto.  Una vez más, la indignación se apoderó de Twitter.

Vamos a intentar diseccionar la situación. Un artista de un espectáculo artístico fallece en dicho festival de música. Hay gente que graba el momento y una parte de ellos lo acaba subiendo o filtrando en la red. Aquí la primera polémica, pero sigamos adelante. La organización paraliza brevemente el festival pero decide que lo mejor por motivos de seguridad, aunque suene paradójico, es que todo siga adelante. Aquí encontramos otra polémica: ¿Deberían haber cancelado lo que quedaba de jornada?

Podemos ir más allá y buscar otra tercera polémica, y es que pese a seguir, parece que la falta de información o un simple minuto de silencio hicieron que la sensación fuese peor. Para mucha gente faltó ese gesto de solidaridad, y esto hizo que la reputación de la organización del Mad Cool se hundiese hasta el fango.

Puede que haya más polémicas o puntos críticos sobre esta triste tragedia, pero creo que los tres que he mencionado son los que más revuelo han generado. Ahora creo que es el momento de ir analizando uno por uno.

El morbo que se viste de información

Siempre he sido muy crítico con aquellos vídeos que sacan lo peor de una tragedia. Hablo de vídeos como el del Mad Cool, los que se acaban filtrando tras un ataque terrorista o en casos similares. En muchas ocasiones, este tipo de grabaciones se comparten bajo el amparo de la necesidad de informar. Siempre he creído que es una buena excusa para tapar su objetivo final: dar de comer a nuestro morbo.

Francamente, hoy al querer informarme sobre lo ocurrido, he buscado artículos, no contenidos audiovisuales de lo sucedido. Por desgracia, he tenido que verlo en una televisión pública, que ha emitido una grabación sin avisar de lo impactante que puede llegar a ser para algunas personas. A mí me ha dejado KO, así que imagínate a una persona cercana al fallecido. Por respeto hacia aquellas personas que han perdido un familiar, un amigo o lo que fuese ese chico, les pido que no muevan el vídeo. Puede tener valor informativo para una investigación, pero no de carácter informativo. Si quiero saber cómo era el espectáculo, pondré imágenes de archivo, no un vídeo en el que un hombre muere.

Es lógico que se crease indignación por esto. El mal gusto ha vuelto a estar presente en muchas redes sociales.

La cancelación

Os voy a explicar algo que nos pasó ayer a un amigo y a mí en otro festival, el Bilbao BBK Live. Estábamos esperando el concierto de The Killers. Un tipo con muy malas pulgas pasó entre nosotros. Éste al pasar empujó a mi amigo y se encaró con él. Todo esto sin que ni mi amigo ni yo mirásemos o abriésemos la boca. Este personaje volvió a empujar y a increpar a mi colega y por suerte acabó alejándose. Todo esto en un ambiente maravilloso, sin ningún tipo de problema o agravante externo. Si acaso chispeaba un poco.

Si ayer hubiese estado en el Mad Cool y la organización me dice que por respeto cancelaba el show, mi capacidad reflexiva y mi pensamiento crítico hubiesen entendido esa situación. Pero entre las decenas de miles de personas, seguro que había un puñado de imbéciles como el que me encontré en Bilbao. Imbéciles que en una situación así, cancelando el concierto que esperaban desde hace mucho, pueden reaccionar de la peor forma posible. Incluso esa situación, la cancelación, pudo generar más locos como ése.

Creo que ése es un buen argumento para seguir adelante. Quizás no excelente, pero puede llegar a ser válido. No era el mejor, pero querían evitar que la tragedia acabase en un caos aún mayor. Suena difícil de entender, pero se lo acepto.

Piensa en esas 40000 o 50000 personas teniendo que abandonar el recinto de forma simultánea y no escalonada como se tendría previsto. Esto puede generar unos problemas increíbles, desde una saturación salvaje del transporte hasta una avalancha en una estación de metro, por ejemplo. Y nuevamente, si medicen que debo hacer la evacuación de forma escalonada, lo haría sin problemas, pero había mucha gente que en esos momentos no estaba en sus mejores facultades. Añade a la borrachera una mala hostia por la cancelación y creas un monstruo que no quieres tener a tu lado en ese momento.

Entiendo que lo comprensible era cancelar, pero quizás esta acción pudo traer consecuencias muy peligrosas. Puedo llegar a entender que en caliente cueste tomar la mejor decisión, pero llego a comprender lo de anoche. Pero como dice mi compadre @elgatomirararo, no entiendo que hoy todo siga adelante, como si no hubiese pasado nada.

Entiendo que Mad Cool tendrá que pagar a las bandas que hoy tocaba, pero eso lo debía hacer si o si. Deberá devolver el dinero de las entradas de día puesto que se ha cancelado el 100% de su show, mientras que los abonos (creo que) no podrán amoldarse a esto puesto que se ha celebrado dos tercios del evento. Es una situación muy compleja, que requiere un análisis profundo, pero creo que hoy no debería subirse el telón del Mad Cool.

Faltó un chorrito de corazón

Siempre he dicho que en las crisis de reputación en redes sociales es necesario darle tiempo a tu primer paso o reacción. Esto se puede aplicar a cualquier entorno. Hacer algo en caliente rara vez es la mejor acción.

Como ya os he dicho, no viví el Mad Cool puesto que estaba en su competencia directa, pero después de leer tres o cuatro crónicas, creo que falto un gesto solidario, un homenaje, un detalle que relajase los ánimos. Quizás con habérselo dicho a Green Day y que estos dedicasen una canción, dijesen unas palabras, algo no sé, hubiese ayudado a darle un foco de humanidad a una situación muy complicada.

Para mucha gente, Mad Cool quedó como una empresa sin alma que tiraba para adelante mientras se quedaban atrás una persona. Y seguro que esto no es así, que ellos estaban lejos de esa visión de los hechos, pero les faltó un abrazo, un gesto para humanizar a esa empresa que sufrió el que puede ser uno de los mayores reveses de su historia.

Como siempre, reflexión

He leído muchas críticas hoy en Twitter. Ayer se lanzaron muchos comentarios en caliente, sin analizar los hechos y valorarlos. Sin pensar más allá, algunos/as cogieron su móvil y soltaron lo que les dictó el corazón. Y esto a veces es “peligroso”.

La tragedia del Mad Cool, las polémicas nacidas de ésta y su gestión es algo realmente complejo. Estoy necesitando más de mil palabras para argumentar mi opinión o mi forma de ver las cosas, así que imaginad aquellos que sólo lanzaron un tuit. Puede que pudiesen comprimir toda su opinión en 140 carácteres, aunque los hechos son tan complejos que, humildemente, lo dudo. De ahí que sólo recomiende una cosa: reflexión. Ayer, hoy y siempre, reflexión y argumentación.

Esta mañana he dejado una pequeña encuesta en Twitter. Por si te apetece opinar o votar: