Harry Potter

Descubriendo el universo Harry Potter a los 31 años

Mi madre me compró el primer libro de Harry Potter allá por el año 98 o 99. Aún seguíamos siendo miembros del mítico Círculo de Lectores. La historia del mago ya estaba de moda, pero no me atraía, así que lo dejé en una repisa. Años más tarde, ya trabajando, leí los tres primeros tomos y no me engancharon. No te voy a engañar, no recuerdo por qué.

A finales del pasado otoño, decidí darle una segunda oportunidad al bueno de Harry. Leí el primer tomo y me dejó un buen sabor de boca. Leí el segundo libro y la cosa pintaba mejor. Poco a poco, he ido leyendo todos y cada uno de los 7 libros que componen la historia principal de Harry Potter. Hace apenas una semana, leí las últimas páginas del séptimo y definitivo libro de la saga.

Os engañaría al decir que no me afectó el final (tranquis, no pienso hacer spoilers). Durante casi medio año, este joven mago ha sido mi compañero nocturno, y le he ido cogiendo cierto cariño. Puede que no tanto a él como a su entorno. Al leer el final de la saga, se me saltaron las lagrimas debido a que se acababa el viaje, pero también fueron unas lagrimas de alegría.

No te exagero al decir que leer la saga Harry Potter es una de las cosas más bonitas que jamás he hecho. Ha sido una experiencia magnífica, especialmente a medida que iba avanzando la historia. Ésta cada vez se vuelve más compleja, más madura. Al fin y al cabo, estamos siguiendo el paso de niño a hombre de Harry. Es una saga que se lee fácilmente, ya que está creada para un público joven. Es una lectura amena, con muchos matices interesantes, donde existe todo y casi todo está correctamente desarrollado. Donde los hombres y mujeres tienen el mismo peso, al igual que las razas. Hasta el deporte se aleja de lo excluyente en Harry Potter.

Creo que lo mejor ha sido poder disfrutarla con la suerte de no haber visto ninguna película. Mi imaginación ha tenido que trabajar para darle forma a casi todos los personajes de la historia, y eso ha sido maravilloso. Puede que ahora las películas me parezcan flojas, que les falten muchos matices, pero sin duda no me arrepiento de no haberlas visto antes. Aún no he visto ninguna, y tarde o temprano me haré un maratón.

Hoy he querido compartir contigo (y con cualquiera que lea mi blog) que la lectura de estos libros es algo muy recomendable. Creo que de lo mejor que podría recomendar a los peques de la familia. Creo que es un regalo ideal para ellos/as, ya que es una lectura, como he dicho, que aporta muy buenos valores. Es posible que tengas mi edad, o quizás seas mayor y no hayas leído ninguno de los libros. Bueno, pese a ello, te recomiendo la lectura. Es mucho más amena que, por ejemplo, El Señor de los Anillos. Mucho menos compleja y rica en detalles, vale, pero mucho más amena y agradable.