opinión Amazon Premium

Amazon Premium o cómo los clientes pagan por ser fidelizados

Hace dos meses, decidí que era el momento de probar Amazon Premium. Llevaba siglos esquivando esta opción al realizar mis compras en esa gran plataforma. Después de leer alguna opinión, decidí dar el paso. Contraté el servicio y hoy, unas cuantas semanas después, te cuento cómo me siento tras probar este servicio. Una pista: estoy satisfecho, pero…

¿Qué cojones es Amazon Premium?

Básicamente, Amazon Premium es una tarifa plana de gastos de envío. Pagas una cuota anual y todos los pedidos que dispongan de envío premium te saldrán gratis con recepción en un día. El precio de este servicio es de 19,95€ anuales con un mes de prueba gratis. ¿Significa que desde el momento en el que pagues esa cuota no volverás a pagar un gasto de envío? puede que si o puede que no. Te recuerdo que Amazon es un marketplace, donde hay tiendas o empresas que venden sus propios productos. En esos casos no es Amazon quien se encarga del envío, así que estos productos carecerán de envío premium. Sin embargo, la gran mayoría de productos sí que ofrecen este envío.

Además de todo eso, Amazon te ofrece algunos detalles extra, como acceso prioritario a las ventas en su plataforma BuyVIP o almacenamiento ilimitado en su nube para fotos. Quizás no sean detalles que te hagan volver loco, pero eh, entran en el pack.

Mi experiencia con Amazon Premium: Me tienen pillado

Desde el 1 de enero hasta hoy he realizado 10 pedidos en Amazon. De éstos, 5 han sido en los últimos dos meses. Tengo un mantra en la cabeza: “a partir del séptimo envío, Amazon Premium te sale rentable, Alberto”. Este mantra no para de sonar en muchas cabezas de usuarios de este servicio. Al haber pagado por ello, buscamos sacarle el mayor provecho e intentar amortizar lo máximo posible. Es por eso que Amazon se acaba convirtiendo en nuestro referente a a hora de adquirir cualquier cosa.

¿Necesito un cable para la guitarra? miro en Amazon. ¿El regalo para alguien especial? miro en Amazon. Poco a poco, este marketplace se va convirtiendo en tu sitio de referencia para las compras, dejando a un lado otras opciones más tradicionales, como las grandes superficies. Por ejemplo, Amazon Premium ha hecho que no pise un Media Markt. ¿Para qué si lo que busco me sale bien de precio en Amazon y casi seguro que me llega a casa en 24 horas? ¡Y ENCIMA HE PAGADO LOS GASTOS DE ENVÍO!

Amazon tiene una gran baza en su servicio premium para fidelizar clientes. Consigue que su tienda sea la primera referencia. La sensación de no tener que pagar un extra en gastos de envío es un gran aliciente en todo comercio electrónico. La necesidad de amortizar este servicio nos hace comprar más en Amazon, y puede que la gran compañía no saque beneficio directo por el tema logístico con sus clientes premium, pero os aseguro que lo recupera en un volumen mayor de ventas por parte de estos. Compramos más, y ahí es donde Amazon gana dinero.

Vale, siento que he pagado por fidelizarme a un gigante del e-commerce. Vale, éste se es mi único referente en compras relacionadas con el ocio. Y sí, he sido un paleto queriendo amortizar rápidamente el servicio. Dicho esto, reconozco que resulta útil en muchos aspectos. Si en tu entorno no dispones de grandes superficies, o quieres centralizar tus compras, Amazon Premium será tu aliado. Además, apenas son 20 euros al año.

¿Te sobra un Me Gusta? ;-) Diario de un Píxel en Facebook

Etiquetas:Etiquetas: