Cómo diferenciar Facebook de Linkedin (y viceversa)

Como veo que hay personas que aún no han entendido las redes sociales y como profesional de éstas, me siento obligado a escribir esta pequeña guía, la cual ayudará a cualquier persona a identificar Facebook y Linkedin, así como para conocer su uso correcto/lógico. Ruego que os toméis las próximas palabras con un poco de cachondeo. Sé que no debo explicar esto último, pero en los tiempos que corren hay mucho/a ofendido/a.

Diferencias entre Linkedin y Facebook

Linkedin es una red social enfocada a las relaciones profesionales. Una relación profesional no es un affaire con tu jefe/a, ni acabar en su casa después de la cena de empresa (¡El lambrusco lo carga el diablo!). En Linkedin compartes tu curriculum, tu experiencia laboral, tus novedades laborales, tus proyectos profesionales, etc. También puedes crear nuevos contactos profesionales y validar aptitudes de otras personas.

Facebook es una red social global, que nació como un directorio para universitarios/as pero en el que ha acabado hasta tu padre (el mío está a un pedo de hacerse un perfil). También puedes crear páginas para empresas, marcas o productos. Estas páginas se usaban para decir gilipolleces y decir que te gustaban, pero eso ya pasó a la historia.

En Facebook compartes tus experiencias más personales, como son las fotos de tus vacaciones, de tu día a día, compartes noticias curiosas o llamativas, opinas de lo que sea, dices que te casas o que vas a tener un churrumbel, etc.

Que NO es Linkedin

Por ejemplo, Facebook.

Que NO es Facebook

Por ejemplo, Likedin.

Por lo tanto…

  • No es necesario que compartas fotos de gatitos o virales en Linkedin. ¿Te ves enseñándoselas a tu jefe/a en mitad de una reunión? pues eso.
  • Aunque no lo parezca, Facebook y la comunicación en Facebook es algo muy serio. Que lo use tu sobrino/a, hijo/a o nieto/a no implica que mi trabajo sea un juego.
  • No es necesario que estés siendo el mayor profesional del mundo en modo 24/7 en Facebook. Sí, ya sabemos que eres la leche, pero no tienes que compartir artículos profesionales un domingo a las cuatro de la tarde. NO es lógico. NO es saludable.
  • Si quieres tener un perfil profesional de tu empresa en Facebook, fanpage. Luego no te quejes si algún hijo de puta con mala leche como yo te denuncia ante Facebook y te cierran tu perfil personal con mil amigos/as.
  •  Linkedin dice mucho sobre tu profesionalidad. El clásico contenido de “9 de cada 10 no aciertan esta ecuación” o “Examen visual: ¿Cuántos perros ves en esta foto?” puede crearte curioso en Facebook, pero en Linkedin dice: “Soy un parásito que se pasa dos horas diarias mandando mails chorras a mis compañeros de trabajo”.
  • Si mi lengua materna es X, por favor, no valides mis conocimientos en X. Si no controlase mi lengua materna, posiblemente sería un tarugo que necesitaría algo más que un perfil profesional en Linkedin.
  • Feliz lunesmartesmiercolesmarzofinde es algo que dices antes o después en la oficina, pero si vas a compartirlo en Linkedin… tú mismo/a.
  • Pese a todo, tu Linkedin y tu Facebook son tuyos, y por ende, te los tiras como te salga de la real gana. Sólo he querido darte unas pinceladas de cosas que no te aportan nada y pueden hacerte quedar mal.
Etiquetas:Etiquetas: