Decisiones

Todo en esta vida comienza y acaba. Las cosechas, las vidas, la vida, todo tarde o temprano se acaba. Es un pensamiento bastante duro de aceptar, pero real. Todos dejaremos este mundo tarde o temprano. Tanto tú como yo acabaremos un día bajo tierra, pero deseo que ese día esté lejos, demasiado lejos en el tiempo. sin embargo, a veces reflexionas sobre ello, y llegas a puntos bastante curiosos.

¿Qué legado vas a dejar a las próximas generaciones? Seguramente, la mayor parte de nosotros no dejaremos mas que viejos recuerdos, trastos inútiles y alguna que otra cosa de valor. No todo el mundo va a dejar algo que cambie la humanidad para siempre. En mi caso, se llevarán muchísimas tonterías, objetos antiguos y toda esa parafernalia. Sin embargo, he ido generando un buen porrón de contenidos digitales. Además de este blog, está mi perfil en Flickr, donde a día de hoy hay casi 3000 imágenes bajo licencia Creative Commons. Algunas de ellas han acabado en la Wikipedia, enriqueciendo humildemente ésta. Sin duda, que haya gente que use mi material fotográfico es una de las cosas de las que más orgulloso me siento en toda mi vida.

Hace tiempo que lo pensé, y ayer por primera vez salió de mi boca. He decidido que cuando me vaya de este mundo, todos los contenidos que haya generado en la red pasarán  a ser de dominio público. No sé cuántos serán, ni quién será el encargado/a de llevar a cabo todo eso, pero estoy seguro de ello. No sé si mi presencia en este mundo será útil de alguna forma, pero me gustaría que al menos ese pequeñísimo y humilde legado sirva a alguien en el futuro.

Y eso es to, eso es to, eso es todo, amigos.

  1. Pingback: Bitacoras.com

¿Quieres opinar?