Análisis: carcasa con batería para iPhone de Mobilefun

Sí, ya sé que esto está medio muerto, prometo darle más vida después del verano.

Tenía ganas de hacer un análisis de algún producto.  Hace unos días me dieron la posibilidad de probar uno y me dije, que coño, voy a testearlo. Se trata de una carcasa con batería extra para iPhone 5 o 5s que podéis encontrar en Mobilefun.  Un producto que siempre he usado con otros móviles, pero que en esta ocasión, es diferente. Se trata de un combo 2 en 1 de carcasa y batería que se unen gracias al magnetismo. El resultado es la clásica carcasa algo gordita con un extra de alimentación, sólo que en este caso, no estás obligado a tener que llevar siempre un peso innecesario.

Carcasa con batería que puedes encontrar en Mobilefun.es

Francamente, me gustó el planteamiento. Si hay algo que siempre me “echaba” para atrás de este tipo de carcasas era el sobrepeso que le daban al móvil. Las usaba en viajes, pero se me hacían incómodas en el día a día. El poder quitar y poner la batería externa me parecía interesante. Vamos a ver el resultado final de un producto que desde ya os digo me encantó como concepto, pero…

Buen concepto, pero.

El producto en si es elegante. Los acabados son más que correctos. Me encanta la carcasa simple, donde se acopla la batería. Es un color grafito precioso, con un tacto a goma que me encanta. El acabado de la batería también es correcto. Juntando las partes, tenemos una carcasa algo gruesa, pero no excesivamente incomoda. Haciendo pruebas, esa carcasa me ha dado un 90% más de batería. Técnicamente, llevas una carga extra de emergencia.

Pero le encontré varias pegas. Una de ellas, aunque parece una tontería, no lo es. Al colocar la batería sobre la carcasa, ésta puede hacer que el objetivo de la cámara se reduzca. Vamos, que puede que salga un trozo de la misma en la batería. Como mucho será una mancha, pero a mí ese detalle no me haría mucha gracia en una foto especial. No es un problema enorme, la verdad, pero bueno.

Lo peor vino un par de días después. Empecé a notar que tenía problemas con mi iPhone al conectarse con la wifi. Lo actualicé, reinicié el router, hice varias pruebas y parecía que la cosa mejoraba. Pero tuve el mismo problema en mi empresa. Por casualidad, decidí quitar la carcasa al móvil, y la wifi, que ante ni siquiera conectaba, apareció por arte de magia al 100%. Sí, el imán que tiene la batería crea un pequeño campo magnético que inhibe (al menos en mi caso), la conexión inalámbrica de mi smartphone. ¿Putada? Si, porque reconozco que me había enamorado de ese trozo de plástico.

He hecho una docena de pruebas y en al menos tres de ellas he tenido el problema del campo magnético. Una verdadera lástima, porque como ya dije, el concepto me encantaba.

¿Quieres opinar?