Entrevista en exclusiva a Don Pimpón: “Soy de derechas”

Pregunta: ¿Usted cuántos años tiene?

Respuesta: En Octubre cumplí los 68. Un jubilado más en España.

P: Vaya, entonces ya era un “madurito” en su etapa en Barrio Sésamo…

R: Si, la verdad es que no era muy joven. Pese a ello, contaron conmigo y oye, no nos fue tan mal.

P: ¿Cuáles son los inicios de Don Pimpón?

R: Pues nací en un pueblito de Guadalajara. Crecí echando una mano a la familia en las labores del campo, pero como estoy hecho de tela de fieltro me llenaba de mierda hasta los ojos, así que dijeron que lo mejor sería que buscase otro futuro. Llegué a la capital, allí conocí a otro grupo de gente como yo y empecé a colaborar con compañías de teatro. Allá por el 71 hice de Cyrano de Bergerac con un grupo amateur.

P: ¿Y cómo entró en el mundo de la tele?

R: Por aquel entonces era muy amigo de Mayra Gómez Kemp. Si, la del “Un, dos, tres”. A ver, no pienses mal, ¿Eh? simplemente éramos conocidos, de tomarnos unas cañas y tal. De vez en cuando nos juntábamos unos cuantos y nos íbamos a echar unos cartones al bingo y tal. Ella se enteró que en Televisión Española iba a traer Barrio Sésamo a España y que buscaba “gente como yo”. Me pasó el contacto, hice unos castings y acabé en el programa.

P: Y en esos castings conoció a Espinete, supongo.

R: En el último, si.

P: ¿Qué tal fue su primera impresión?

R: Rara. A ver, vale que yo no sea un tipo normal. Mido metro noventa y soy más ancho que un 600, por no decir que soy peludo, pero lo de Espinete… Era rosa, casi tan viejo como yo y tenía voz de niña, ¡Muy raro!

P: Ah, ¿Pero es tan mayor?

R ¡Si, si! parece un crío, y encima tiene una voz de pito, pero es viejuno. Vamos, que tiene ya edad de jubilado.

P: Oiga, una duda que me corroe: ¿Espinete era hombre o mujer?

R: Buena pregunta. La verdad, yo creo que es un tío. Le gustaban las mujeres, o eso me parecía a mí, pero tampoco tenía rabo. Bueno, quiero decir pene. Vamos, que nunca le vi mear, así que no se como lo haría. Luego la voz de mujer, el rosa… no se, lo mismo era bollera. Total, las lesbianas llevan el pelo corto y pincho, ¿No? pues este corto no, pero pincho si.

P: ¿Usted ha conocido medio mundo gracias al programa, no?

R: ¡Que va! eso decía, pero no salí nunca de Madrid. Como muy lejos, a Santa Pola a veranear con la parienta. Usaban un croma para eso, y como era de los antiguos no veas si quedaba cutre la cosa. Pero bueno, la cosa era para los niños, y esos se creen cualquier cosa.

P: No sabía yo que usted tenía “parienta”

R: Tenía, tenía. Me divorcié en el 93. Era una belga que conocí en Santa Pola. Lo dejó con su marido para estar conmigo. Luego ella me volvió a dejar  por él. Dice que con la caída del pelo de mi tela dejaba la casa echa un asco.

P: ¿Y después de Barrio Sésamo, qué?

R: Aproveché el tirón del programa y me fui de gira por ciudades y pueblos de media España. Luego quise probar suerte con la música. Tenía productor y todo, y hasta tengo un dueto inédito con José Luis Perales.

P: ¡Con Perales!

R: Si, con el mismísimo Perales. Y estuve a punto de grabar otro con Al Bano, pero no salió la cosa.

P: ¿Y ahora? ¿Cómo se gana la vida?

R: En su día abrí un plan de pensiones y vivo de él. La pensión que me han dejado los socialistas es una mierda.

P: Vaya, no sabía de que pie cojeaba en lo que a política se refiere.  ¿Conservador, eh?

R: Mas que conservador, español de los de antes. A mí los rojos nunca me han hecho gracia. No diré que con el caudillo, que en gloria esté, se viviese mejor, pero… tampoco se estaba tan mal. Soy de derechas, de leer el ABC a diario y de sentirme bien orgulloso de sentirme español. Mira (abre su cartera y me enseña un calendario con la bandera española), lo llevo para tener los colores de mi patria bien cerca del corazón.

P: Entonces, ¿Estará contento con el cambio de gobierno, no?

R: ¡Hombre, eso ni se pregunta! Además, el presidente Rajoy me cae simpático. Si hasta nos parecemos y todo.

P: Algo de eso ya me había llegado, si…

R: Mira, sin ir más lejos, la semana pasada iba paseando por Chamberí y me paró una pareja para darme la enhorabuena por la mayoría absoluta. A mí me gustó, pero no se yo.

P: Voy a trasladarle una serie de preguntas que me han hecho llegar sus fans. Por ejemplo, @labischita pregunta que por qué no movía usted los ojos.

R: Ojos vagos, muy vagos. Un caso especial.

P: Vale… @MikelGNZ pregunta si usted conoce la existencia de una tienda en Vitoria que lleva su nombre.

R: Si, les di permiso para abrirla. Me hizo mucha ilusión, la verdad.

P: La gente de Vaya Semanita, el programa de humor de ETB preguntan si usted conoce a Benantxio.

R: Hombre, a esos vascos los conozco porque alguna vez he visto su programa. Pese a ser vascos tienen gracia. Pero no, no conozco a ningún Venancio o como hayas dicho que se llame ese hombre. Diles que me saquen un día en su programa, que les hará ilusión a muchos de sus espectadores.

P: @noemix nos pregunta si aun sigue quedando con Espinete.

R: De higos a brevas, pero si. Nos llamamos en fechas señaladas.

P: @satancucufato nos pregunta si usted se afeita a las mañanas o a las noches.

R: Soy mas de pasarme por la peluquería de vez en cuando y que me arreglen la pelambrera.

P: @omixam pregunta si alguna vez usted se ha tumbado en una cama de velcro.

R: Oiga, ¿Pero usted con quién se junta? ¿Qué clase de pregunta es esa?

P: Bueno… @elrizzo_ pregunta por sus deportes favoritos.

R: Para verlo en la tele, fútbol. Practico la gimnasia de mantenimiento y a veces juego a la petanca con otros jubilados como yo. Fui durante tres años campeón de Guadalajara.

P: Y para terminar, @jaimeluanco pregunta si usted se la encuentra entre tanto pelo.

R: ¡¿CÓMO?!

P: Nada, nada. Eso es todo, ya hemos acabado. Muchas gracias por su tiempo.

R: ¡A ti, compadre!

¿Quieres opinar?