Harvey Milk

Me encanta Milk, la película biografía cobre el gran Harvey Milk. ¿No sabes quién es? fue el primer hombre abiertamente gay en conseguir ser elegido para un cargo público en los Estados Unidos. Partiendo de la base de que en ese país las desigualdades raciales y sociales han sido muy profundas, este hecho fue algo increíble para la época.  Es una película que me motiva por diversas razones. En un primer lugar, porque me gusta como tal. Es una buena película, quizás algo lenta a ratos, pero me gusta el cine así, especialmente cuando se trata de películas biográficas.

Por otro lado, me encanta la figura de Harvey Milk. Soy heterosexual, pero como persona abierta y plural siempre he apoyado la igualdad entre las diferentes creencias sexuales. La lucha que tuvo Milk en su país no tuvo que ser nada fácil, pero a base de luchar por sus derechos logró lo que quería. Pasarán los años y Harvey Milk aun se mantendrá como un ejemplo de líder. No liberó a una nación de sus penas, pero consiguió mucho para su gente. Por regracia, como otras grandes personas, Milk lo pagó muy caro, demasiado caro. Hoy nos queda su legado, un legado que nos recuerda a diario que nadie es raro, sólo diferente, y esto no debe ser motivo para marginarle.

Y por otro lado, me gusta ver esa película porque me recuerda a mi estancia en aquella ciudad, San Francisco. No fue muy larga, pero fue la primera ciudad norteamericana que conocí, así que mi cariño hacia esta ciudad será eterno. Además, he de reconocer que me encantó. Y he de reconocer que el barrio de El Castro, el barrio gay donde se forjó la leyenda de Harvey Milk, es un gran barrio, con mucho ambiente (y no quiero que nadie haga un chiste malo al respecto).

Os recomiendo que viajéis hasta San Francisco, porque es una gran ciudad, y que investiguéis la figura de Harvey Milk, un gran luchador. Y para acabar, os recomiendo la película que en 2008 dirigió Gus Van Sant y que bordó Sean Penn interpretando al gran Milk.  Y si podéis, disfrutad de la película durante el viaje que os lleve a San Francisco, y allí conoced el mito en su territorio.

 

 

¿Quieres opinar?