Nos están dando gato por liebre

Desde el primer momento apoyé a Barack Obama en su candidatura a la Casa Blanca.Bueno, esto de apoyar es un decir, digamos que de los posibles candidatos era el menos malo entre los malos. Yo diría incluso que era de los pocos candidatos a presidente de los Estados Unidos de los que he conocido que me han llegado a gustar y me han llegado a caer bien. Su llegada al poder llenó de esperanza a toda esa gente que como yo vió perder credibilidad en la última decada en el gobierno norteamericano. Obama llega a ser presidente con un programa electoral muy liberal, incluso con una sanidad pública de calidad. Admás viene con varias promesas pacifistas muy polémicas: Eliminar la carcel de Guantanamo y decir adiós poco a poco a las dos guerras contra el terror que tenía abiertas por entonces (y hoy en día) su patria.

Obama llegó y triunfó, y sin apenas hacer nada ha conseguido lo que mucha gente que ha trabajado por la paz no ha conseguido en su vida: ganar un Nobel. Los premios Nobel de la paz se dan a… bueno, mejor que la Wikipedia nos defina estos premios:

“a la persona que haya trabajado más o mejor en favor de la fraternidad entre las naciones, la abolición o reducción de los ejércitos existentes y la celebración y promoción de procesos de paz”.

La leche, que definición más buena. Osea, que a Obama le dieron un permio Nobel por eso… curioso. En realidad los Nobel han pasado a ser un reconocimiento a una politica o trabajo humanistico importante. Nelson Mandela es un buen ejemplo, como la madre Teresa de Calcuta o Rigoberta Menchú. La labor social de estos está contrastada por sus años de trabajo pero, ¿y Obama? parece ser que la intención es lo que cuenta ahora. Obama ha hablado mucho, ha dado buenas vibraciones… pero hasta ahí. Las medidas implantadas por su gobiernos son nulas o limitadas, y sus proyectos tan progresistas se estan quedando en un segundo plano. Si a eso le añadimos que su politica medioambiental sigue siendo casi identica a la de la administración Bush, que Guantanamo sigue en el limbo y que va a ampliar el numero de tropas en Afganistan.. pues la verdad es que no es muy digno candidato a un Nobel, y menos aún para ser el ganador. Que si, ha dado buenas vibraciones a medio mundo, pero eso no es nada del otro mundo. La macarena hizo bailar a toda la humanidad, pero no por eso le van a dar un premio a Los del Rio. No amigos, Obama puede que sea un gran jefe de estado en el futuro, pero de momento está caminod e conseguirlo, y el Nobel que ha ganado me parece un premio excesivo a los logros obtenidos hasta el momento.

¿Quieres opinar?