Adiós a Andrés Montes, el que nos hizo amar la NBA.

Cuando mis colegas y yo hemos llegado tras la cena a mi casa lo que menos esperabamos era una noticia como ésta. Ha sido Igor quien nos ha dado la  tristeza del día. Andres Montes, el carismatico comentarista de baloncesto y posteriormente de futbol ha muerto en Madrid a los 53 años. Por lo que se puede leer su mujer lo ha encontrado sin vida en su domicilio de Madrid. Poco o nada más se sabe sobre su fallecimiento salvo que no se han encontrado señales de violencia. Se nos va no sólo un periodista, sino un hombre que amenizó muchas nmadrugadas a los aficionados a la NBA de este pais. Quien dice NBA en España dice Montes y Daimiel, un duo bien compaginado que nos hizo disfrutar con sus charlas, sus comentarios y sobretodo con los motes de Andrés. Oh lala Parker, Articulo 34, ese extraño elemento llamado Horry, Lentejita, American Graffiti… son ejemplos de los sobrenombres que nunca más volveremos a escuchar de los labios de Andrés por desgracia.

Montes podía sacarte de tus casillas, pero quien le amabamos como comentarista baloncestistico disfrutabamos con cada retransmisión suya. Yo por ejemplo reconozco que en mi día a día uso expresiones que él me enseñó, como el “¡hay va!” o el “¡jugón!”, y reconozco que sin ser un gran periodista si que era un tipo llano y alegre que bueno, cometía en futbol muchos errores, pero animaba cualquier partido con sus charlas. Andrés no conecta con los puretas deportivos, pero si con esa gente que ve más allá de la seriedad del juego.

Cuando este mes pasado Andrés Montes se despidió de la Sexta aún conservaba esperanzas de volver a verle en Canal + en su elemento verdadero, el baloncesto junto a su fiel Antoni Daimiel. Por  desgracia no fue así, Montes no fichó por Sogecable y hoy… hoy nos ha abandonado no sin antes habernos dado grandes momentos televisivos. Para mi junto a Ramon Trecet son la voz del baloncesto en este pais, pero por desgracia Ramon se ha quedado sólo. Que sirva como homenaje aquel post que hace unas semanas dedicaba a él y a Daimiel. Principalmente a Andrés, aunque hay que reconocer que Daimiel siempre aportó su granito de arena poniendo la seriedad y los datos. Podéis acceder al post que os mencioné pulsando aquí. Andrés Montes ahora estará en el cielo conociendo en persona a Wilt Chamberlain, y cantando su clásico “ratatatata” a Drazen Petrovic. Y sin duda alguna tambien tendrá hueco para cantar las mejores jugadas de aquel Martin que fue pionero en los 80 del baloncesto español en la NBA. Esté donde estés, Andrés tu siempre has sido y serás parte de la historia de el baloncesto en este pais pese a no haber disputado ningún partido oficial. descansa en paz, crack.

¿Quieres opinar?