Muchos conciertos me han dejado K.O.

Y hoy termina mi semana mágica. ¿que no sabéis de que os hablo? El pasado jueves empecé un periplo musical que hoy acaba con el concierto de Victor Wooten, Stanley Clarcke y Marcus Miller del festival de Jazz de Vitoria. Hasta hoy he disfrutado de más de 20 conciertos, muchos de ellos de muy alto nivel como son el caso de Depche Mode, Jane’s Addicticion, Kaiser Chiefs o Metallica, y eso me esta pasando factura en estos días en los que retomo mi vida cotidiana. Tantas horas perdidas de sueño, tantas horas caminando o estando de pie, tanto ir y venir han hecho que hoy las agujetas, heridas y cansancio me dejen para el arrastre.

El mayor problema es que este fin de semana toca trabajar unas horas, lo que me incapacita a dormir tropecientas horas el sabado. Aún así reconozco que han sido unos días fantasticos, como para volver a repetir en los que he disfrutado como un enano, he conocido a bastante gente y he hechu muchisimas fotos. Es una lastima que mi verano musical se acabe, pero ahora empieza el verano festivo, el de las fiestas de Vitoria y las vacaciones en Salou. Poco a poco esto va cogiendo un ritmo frenético…

¿Quieres opinar?