Volvemos a la senda del deporte.

Siento haberos dejado csi dos días sin noticias mías o sin recomendación musical de todos los viernes. Ayer fue un día diferente, entre otras cosas porque estrenabamos las nuevas oficinas de mi empresa. Ya os había hablado sobre esta mudanza, sobre mi cambio de oficina, pues bien, este ya se hizo ayer y la verdad es que no hemos ido a peor, al menos eso parece. Todo aparentemente es mejor que mi antiguo puesto de trabajo en el gobierno vasco, desde el sistema informatico hasta la temperatura media de la oficina (dios bendiga el aire acondicionado). Mi mesa esta pegando a una cristalera, por lo que la claridad es tremenda y bueno, en si me ha gustado todo, lo único la distancia entre mi puesto de trabajo y mi casa, un kilometro y pico mas lejos que antes.

Y tras un accidentado debut en la oficina (hasta aquí puedo leer), volví a casa donde entre otras cosas volví a la vida sana, volví a hacer deporte. Llevaba como 3 o 4 meses sin apenas hacer deporte, con una vida muy tediosa y vaga en la que apenas he movido mi trasero de un lado para otro. Esta semana, en una de esas multiples tardes aburridas volví a colocar la cinta de correr en su sitio y volví a darle caña a ésta. A partir de ahí no he parado de correr en estos últimos días con una media de 3 kilometros diarios corridos. Si, sé que no son una maratón pero bueno, menos trabajo fisico he ido haciendo en los últimos tiempos. Es curioso como el ser humano se siente más feliz, mas realizado como persona cuando llevamos 3 días sudando la camiseta.  No habré perdido ni un solo gramo pero oye… soy un tipo nuevo. Ahora a ser regular como el verano pasado cuando me pasé un buen numero de horas sobre la cinta corriendo sin cesar.

Os dejo que me voy a correr un rato, despues duchita y de compras para el centro, sed buenos durante este fin de semana gente.

¿Quieres opinar?