El luchador, de lo mejor cinematográficamente hablando del 2008.

Esta noche he visto El luchador, una pelicula que tras llevar en mi poder bastante tiempo la he decidido ver de forma tranquila y sosegada. La critica empezando por el Festival de Venecia donde se llevo el mayor galardon ha hablado maravillas de este filme que ha devuelto al exito al viejo Mickey Rourke, actor carismatico en los 80, venido a menos en los 90 y olvidado en la ultima decada. Con menos glamour y algo más de peso que cuando comenzó su carrera boxistica por ejemplo ha vuelto para rodar una historia sobre un luchador que como él supo lo que fue el estrellato pero que tambien conoció el fracaso y sobretodo el olvido del público.

Habiendo sido un exito de masas en los 80, Randy “The Ram” Robienson sobrevive en la actualidad con trabajos basura y dejandose la piel en el ring con prácticamente 50 años. En dos decadas ha pasado de llenar el Madison Square Garden a apenas poder llenar un pequeño gimnasio. Abandonado, con una hija apartada de su vida y enamorado de una stripper, el luchador es una historia que  pretende hacernos ver que el exito no significa alegria, y que todo lo que rápido sube…. mas rápido baja. En los mas de 100 minutos que dura la pelicula se nos enseña la historia de la lucha libre profesional americana, el wrestling, un espectaculo en el que los luchadores malviven hasta prácticamente su muerte.

El luchador

Es increible la actuación de Rourke en este largometraje. En serio, es como si hubiesen creado el personaje pensando en él. El americano borda la interpretación del luchador acabado que intenta salir adelante haciendo lo que sea por unos pocos pavos. Mickey Rourke se metió completamente en el papel de Randy y eso se nota en cada uno de los minutos de la pelicula. En cuanto a la otra personaje importante de la pelicula, la stripper Cassidy interpretada por la genial Marisa Tomei poco que decir salvo que esta correcta aunque eclipsada por Rourke y si se me permite, increible el cuerpo de esta hermosa actriz que se mantiene sexy a los 44 años. La Tomei no se cortó ni un pelo y  mostró su cuerpo casi desnudo a la camara durante muchos minutos, de echo veremos los pechos de la actriz americana salir en pantalla en mas de una y dos ocasiones. La historia es genial, es la cruda realidad en muchas ocasiones del exito, y como el caso de Randy se me ocurren bastantes ejemplos de actores, deportistas o celebridades que conocieron rapidamente el mundo del exito y que por desgracia para ellos y su entorno se estrellaron a la misma velocidad a la que llegaron. La historia de Randy llega a tocar la fibra sensible de uno en varias ocasionesy verdaderamente sufres cierta pena por el pobre hombre, especialmente cuando le ves con sus aparatos auditivos y sus gafas para leer, momentos en los que impacta ver semejantes bartulos en un cuerpo  perfecto.

Rourke se pudo llevar perfectamente el Oscar, pero la competencia del año pasado fue fero y un gran Sean Penn se llevó el gato al agua. No obstante hay que hacer un reconocimiento especial tanto a la pelicula como a su director, el cual ha realizado un trabajo sensacional gracias a una camara en movimiento  durante casi toda la pelicula dando así un punto mas real a todo. Bienvenido al exito de nuevo Rourke, espero que vengas para quedarte de nuevo.

¿Quieres opinar?