Los certificados digitales no cuajan en España.

Llevamos ya unos años (concretamente 3) desde la implantación del DNIe en nuestro pais. Para aquel que no haya vivido en los ultimos años en la tierra decir que el DNIe no es otra cosa que el DNI electronico, un dni con capacidades telematicas o lo que es lo mismo, un certificado digital, una firma electronica. Cualquiera que disponga de este dni podrá hacer tramites con las diferentes administraciones publicas sin tener que moverse de su casa. Estos tramites van desde consultar los puntos del carnet de conducir hasta obtener la vida laboral o presentar los impuestos en Hacienda. El usuario eso sí necesitará de un lector de tarjetas inteligentes, un “gadget” que por desgracia está implantado en muy pocos equipos, la mayoría de ellos en equipos portatiles de gama alta. Quienes no dispongan de este lector deberán adquirir uno para poder hacer uso de su certificado digital, lo cual supone un desenvolso de 15 a 30 euros.

Los que residimos en Euskadi tenemos una alternativa “autoctona” al DNIe. La empresa certificadora Izenpe nos ofrece diversos certificados digitales, desde los de ciudadano hasta los de entidad. Tambien desde hace unos meses disponemos de una tarjeta sanitaria con usos digitales, la llamada tarjeta ONA. Esta tarjeta no es   mas que un certificado digital personal de caracteristicas y usos similares al DNIe. La principal baza de ONA es la posibilidad de hacer tramites online con la sanidad vasca, tramites estos que son imposibles de realizar con el DNIe. Al igual que el DNIe cualquier certificado digital de Izenpe es gratuito y es necesario un lector de trajetas (el mismo que usa el DNIe) para poder trabajar con él.

Sea cual sea, el caso es que los certificados digitales aún no tienen un uso significante en la población española. En mi opinión son varias las bazas de este fracaso entre comillas de esta tecnologia:

  • La sociedad en general no esta tecnologicamente preparada en su mayoría. El DNIe es un documento obligatorio, se le dará a cualquier personatenga o no conocimientos en internet, por lo que serán muchas las personas que no dispongan ni de ordenador en su domicilio y que nunca usarán el DNIe de forma telematica.
  • El tener que comprar un aparato, por muy barato que sea siempre es un handicap para algo. Aunque sea bastante economico y fácil de instalar, el tener que  pagar por un aparato de uso exclusivo para estos certificados echa para atrás a muchos usuarios de los certificados digitales.

En el caso del segundo punto, al menos en Euskadi existen unos centros para que la sociedad pueda conectarse a internet e incluso pueda aprender informatica de forma totalmente gratuita. Estos centros se llaman Kzgunea y pueden encontrase en la práctica totalidad de nucleos medios-grandes de Euskadi. En estos centros se dispone de pc’s con lectores, por lo que cualquiera puede hacer tramites de forma telemática en ellos. Aún así, el tener que desplazarse para ir a un centro público tambien sería otro handicap.

¿Cual es la solución? ¿subvencionar estos lectores?¿regalarlos? la verdad es que el uso de estos certificados por experiencia personal es muy limitado en el día a día si no son parte de tu trabajo. Si se piensa con cierta consciencia en nuestro día a día apenas necesitamos hacer tramites con las administraciones. Si acaso una vez al año para la presentación de la declaración de hacienda o para algun tramite puntual. En el caso de la tarjeta ONA para una cita con el medico de higos a brevas, al menos ese sería mi caso. Creo que debido al uso de estas firmas electronicas el gastarse un dinero público en estos tiempos de crisis sería absurdo para subvencionar un aparato como el lector de tarjetas inteligentes. En fín, por lo que yo veo si las empresas de informatica no implantan estos dispositivos en el futuro en sus equipos el futuro de estos certificados digitales se mantendrá en unos niveles pauperrimos. Que se le va a hacer…

¿Quieres opinar?