Los de Tele2 (Vodafone)… ¿me han querido engañar?

Pues parece que no me van a dejar en paz las compañias de ADSL estos días y voy a tener que seguir escribiendo (por desgracia) sobre ellas. Esta vez se han puesto en contacto conmigo desde Tele2-Vodafone para intentar enviarme información sobre su ADSL con linea. La realidad supera a la ficción: lo que en realidad me vendían era un precontrato que prácticamente lo estaba firmando por telefono. ¿Timo? no sé, seguid leyendo y flipemos otro poco por segunda vez en 24 horas…

Tras colgar al SAT de Orange recibo una llamada de una teleoperadora de Tele2. Basicamente me informa un poco sobre la oferta que tienen ellos en cuanto a linea+llamadas+adsl. Me comenta que el ADSL serían 10 megas digitales (¿?) mas todas las llamadas nacionales gratis, un desscuento del 60% en las de movil y la linea incluida por 30 euros al mes para siempre. Ya que estoy pensando en cambiar de compañia me intereso y me pasa con un “asesor” que me va a explicar mejor la oferta, me va a dar mas datos e intentará resolver mis dudas. Soy legal y digo venga, pasame con él. Me pasa y el tio empieza a hablarme casi como si me conociese de toda la ida, como si fuese el charcutero de al lado de mi casa. Me tutea, me intenta hacer que confie en él, que tenga la mayor confianza sobre él. Me repite los datos, ahora ya no son 10 sino 20 megas (no te lo crees ni tu compi) y además me instalan fibra optica en todo mi hogar por 29 euros. Total que me comenta ue me van a enviar la información… o no. En realidad lo que me quiere enviar este hombre es un contrato de prueba de  un mes en el que se congela mis otros contratos de DASL y telefono y me ponen a prueba con ellos de forma gratuita. Él me reitera una y otra vez que no es obligatorio, que sólo entraría en vigor si lo reenvio aceptandolo. Total que le doy el visto bueno y le doy mis datos para que me envie la “información”. Me pregunta si soy el titular de la linea, le digo que no, sólo soy el usuario mayoritario de estos usos pero no el titular. Me dice: “bueno, en el siguiente paso te van a llamar haciendote unas preguntas acerca de la oferta que te he explicado, básicamente tu les tienes que contar todo lo que te he dicho, pero sobretodo comentales que tu eres el titular de la linea para que así esta prueba vaya a tu nombre”. Antes de nada me comentó que me enviaría dos hojas de aceptación, una con mis datos y otra en blanco por si lo quiero hacer con los datos del titular. Le digo que vale, que me llamen y que le daré el ok definitivo para que me envien esta información. Antes de colgar me avisa que en 40 minutos me llamarán otra vez, se despide de mi mas contento que un niño con zapatos nuevos, el tio aprece que le han dicho que esta noche se va a follar a la miss de su pais y yo me quedo un poco pillao. El tipo me pide que mienta ante una grabación y me avisa que en casod e echar hacia atrás el proceso de validación por alguna respuesta incorrecta la llamada se cortará automaticamente y que él me iba a llamar para saber el por qué. Esto me suena a una especie de cariñosa amenaza pero bueno, dejamos pasar todo esto y ala, a esperar la llamada.

Dos horas despues, mientras estaba cenando recibo la maldita llamada. Me jode mil pero la cojo a mitad de la cena. Una teleoperadora altina me informa que voy a pasar al paso de validación de datos. Espera, ¿validación de datos?¿para qué una compañia de telecomunicaciones quiere tantas formalidades solo por un contrato en blanco que puede o no que se lleve adelante? acepto un poco flipado y antes de esto la operadora muy atentamente me repite todas las preguntas que me van a hacer, así para que no emta la pata. Sabéis es como si en los examenes de la escuela el directo antes de entrar al examen te leyese este y encima te dijese lo que tuvieses que responder. Tras 10 segundos me pasan con el departamento de validación. Ahora la que me atiende es una muejr muy seria española que me pregunta si mis datos son correctos y que si acepto que se grabe esta conversación. Acepto, comienza las preguntas de rigor y ¡ZASCA! la pregunta del millón es lanzada: ¿confirma que el producto que desea contratar es el pack tatatí tatatá…? le digo que no, se hace un segundo y me pregunta por qué no estoy de acuerdo. Le digo que en ningun momento yo he aceptado firmar o contratar ese servicio, sólo a recibir información sobre el mismo. Sin decir ni gracias ni adios cuelga. Flipando cuelgo el telefono y acabo la cena, o al menos lo intento porque a los 2 minutos recibo otra llamada. La amenaza se convierte en realidad: el “asesor” me vuelve a llamar y me explica que por qué corté la validación. Le explico que en ningún momento yo estoy contratando un servicio sino sólor ecibir información o un precontrato que no me ligue o ate a nada de momento. Me intena hacer ver que en realidad es “una formalidad”, y que eso en realidad es sólo para validar el contrato que me envien. Le digo que en ningún momento voy a aceptar eso sobre una llamada grabada, que lo siento de todo corazón pero que mi decisión es inamovible. Él me comenta que lo voy a lamentar, que es una gran oferta, yo le digo una y otra vez que lo siento, pero que no me interesa nada más lo que me está ofreciendo. Él siguiendo con tono feliz me desea una buena noche y se despide.

¿Os habéis fijado en que técnicas mas trabajadas utilizan las teleoperadoras para intentar embaucar de forma legal a los usuarios? es impresionante, en apenas una hora he podido pasar de pedir información sobre la ADSL de Vodafone a ser un cliente suyo. No digo que sean unos ladrones o timadores (que en realidad opino que lo son), pero sus prácticas no son las correctas. Y como Tele2 todas y cada una de las compañias de telecomunicaciones de este pais que son de todo menos serias. En fín, deseaba contaros esta experiencia para que os sirva como conocimiento sobre la causa. Viendo el funcionamiento de todas las operadoras de internet que se han puesto en contacto conmigo a uno se le quitan las ganas de contratar estos servicios la verdad. ¿cuando llegará una compañia seria? probablemente nunca.

¿Quieres opinar?