Mente espesa

Tengo unas ganas terribles de escribir un buen post en mi flamante blog, pero entre la vagueza por el trabajo que estoy teniendo estos días por un lado, y por el otro el catarrazo que llevo entre pecho y espalda hacen que mis ganas de escribir se vayan desvaneciendo poco a poco hasta llegar a este punto, en el cual quiero pero o bien no me sale por capacidad mental o no puedo por capacidad hueval (es decir, porque me pesan los huevos un kilo cada uno).

Espero que mañana tenga tiempo y ganas de escribir algo decente, hoy lo he intentado un par de veces pero me ha sido imposible. Por cierto, para mi circulo mas proximo: esta semana trabajo hasta las 9 el viernes, pero viendo la disponibilidad de todos vosotros… me parece que me quedo sin plan nocturno, que le vamos a hacer.

Y subo esta foto de Juan de Amaral porque ya compartimos peinado y gorro. Me encanta esta foto la verdad, se la dedico a esa a la que nunca menciono en este blog y hoy, por no romper esa fea costumbre no lo haré, ¡un saludo paliducha!

P.d. algún día escribiré sobre Los Soprano, probablemente la mejor serie de todos los tiempos.

¿Quieres opinar?