Una carta de corazón

¿Por qué es este mundo algo difícil y complejo?¿por qué para uno la vida nos parece una cosa y para otros es algo bien distinto?¿por qué unos son felices y otros no?

Estas preguntas amigos son, sin duda alguna preguntas que nunca tendrán contestación, y si la tienen doy fe que no será la correcta. Podréis pasaros vuestra vida buscando una respuesta, incluso formulándoos nuevas preguntas, pero os digo con toda sinceridad que no encontraréis luz en ese camino, creedme, se de lo que hablo, me he pasado muchos años de mi vida buscando las malditas respuestas. Mi consejo es sencillamente que no le déis mas vueltas a ello, lo único que conseguiréis es “encabronaros” con vuestras vidas y no disfrutar del verdadero sentido de la vida: vivir.

La vida… ¿sabéis? Creo haber desperdiciado muchos días de mi vida, la verdad es que no se pueden contar con los dedos de la mano, ni siquiera juntando a todos mis amigos, conocidos o familiares. He dado muchas vueltas a mi cabeza, he maquinado cosas que podrían ser ciertas o no, he sufrido por cosas no seguras, he visto perder cosas buenas en mi vida… pero aquí sigo. Sólo sé que lucharé siempre por lo que quiero, ¿por qué? Porque si no lucho por ello amigos mios mi vida no valdría ni un solo mísero euro. Nunca fui perfecto, tampoco busque serlo la verdad, no podría serlo por mucho que me empañase y por mucho tiempo que empeñase para conseguirlo. He intentado ser una simple cosa: feliz. Es curioso, podría enumeraros mis 5 o 10 momentos más felices y no los peores cuando lo más normal sería al revés. Mi vida ha tenido mas oscuros que claros, pero eso también ha tenido sus cosas positivas, pues mis momentos felices estarán siempre grabados en mi memoria, de hecho nunca olvidaré el mejor día de mi vida, no fue hace mucho y la verdad es que estoy feliz de poder decir esto.

No soy nada del otro mundo, quizás por eso no esté rodeado de amistades, pero mis amistades sí que se pueden decir que son verdaderas. Si quiero a alguien lo quiero con el corazón, lo quiero de verdad. Suena cursi pero no lo es. Es la pura verdad, quiero mucho a los que verdaderamente quiero. Apenas odio a gente, mi lista de enemigos o gente a la que odiar es muy reducida, si no hacéis la letra muy grande entraría en una entrada de cine. ¿por qué odiar? Sólo conseguirás ira, y eso trae tristeza, y esta vida es demasiado corta como para odiar a alguien, para perder el tiempo con tonterías como esa. A las personas que odio, o simplemente detesto o no quiero cerca mio les deseo lo mejor… lejos de mi vida, si han conseguido que alguien como yo, un bonachón les odie es que no se merecen nada bueno, pero allá ellos, se lo pierden.

Sé tú mismo amigo, porque si no eres quien quieres ser, si eres el que te imponen que seas no serás nunca nadie. Quiérete, seas alto o bajo, gordo o delgado, guapo, feo, rico o pobre… da igual quiérete, porque si no te quieres a ti mismo no te querrá nadie. Alguien me enseñó que uno es más guapo cuando no se siente feo. Y no te cortes en demostrar tus sentimientos. Al que dijo que llorar es de críos, o correr de cobardes no tiene ni idea de lo que es esta vida. Llorar no es triste, lo triste es no hacerlo. Ríe cuando quieras y llora cuando lo necesites, y plántale a este cochino mundo una sonrisa demostrándole que pese al mal tiempo tienes buena cara. Y lo más importante: sé feliz, porque ese es a mi juicio amigo mío el sentido de la vida, buscar la felicidad, probablemente una de las mejores drogas y encima legal.

Ahora estarás confuso amigo, porque has leído algo que sí, puede parecerte más o menos lógico pero no sabes a cuento de que se ha escrito. Amigo, estos días no lo he pasado bien. He caído en el mayor de los errores que no es otro que caer en las garras de la tristeza. Por eso escribo estas palabras, porque necesitaba guiarme de nuevo al camino de la felicidad, en la búsqueda de la luz. Nunca lo dije aquí, pero hoy lo voy a reconocer, mi vida no es perfecta pero tengo a mi alrededor gente que es un 11 en una escala de 10. Tengo una familia que no es perfecta, pero que verdaderamente me quiere, desde mi padre pasando por mis tios y primos y primas, los cuales han cuidado de mi siempre. No tengo a los mejores amigos del mundo, pero son lo suficientemente buenos como para estar orgullosos de su amistad. Mentiría si dijese que han estado ahí siempre, pero mentiría también si dijese que no ahn estado en los momentos más importantes de mi vida. Y entre todos ellos destacar a una persona en especial. Quizás no haya estado a mi lado toda mi vida, la verdad es que lleva bastantes años en ella, pero es ahora cuando verdaderamente ha entrado a la palestra, y estoy orgulloso de poder decir que hoy en día es la persona a la que mas aprecio y quiero mantener cerca de mí, como diría Fito: lo más lejos a tu lado. Estoy triste, pero a partir de ahora comienza un viaje, el viaje en busca de la felicidad, y espero que desde este mismo momento todos los pasos que de sean hacia adelante y nunca hacia atrás, nunca mirar hacia atrás, pero tampoco olvidarse del camino andado, pues es éste el que nos guiará en el futuro para no cometer errores.

Sé feliz amigo, yo voy a intentar serlo.

Alberto Cabello Mayero

Escrito el dia 1 de octubre de 2008.

¿Quieres opinar?