¡que bonita que sos, Barcelona!

Echo una autentica piltrafa, así sólo se puede describir mi estado actual. Son varios mis problemas pero no pienso haceros una lista, es algo personal y como tal… pues si sabes lo que me pasa es que esatarás en mi circulo mas intimo. De uno si que os pienso hablar, tengo un catarro como un puñetero piano de grande y tiene pinta de que me quiere amargar mi viaje de esta semana a Barcelona. Pero no lo va a conseguir, maldito señor virus catarral, tengo tantas ganas de ir a la ciudad condal que hasta moribundo subiría mañana a la noch al autobus. Por eso hoy toca cuidarse, dormir mucho, doparse a base de Termalgines, Aspirinas y Supadrynes varios asi como beber tanto liquido como pueda mi cuerpo.
Voy a pasarmelo como un crio de bien, voy a ver un buen concierto, voy a disfrutar de una maravillosa ciudad y voy a estar bien acompañado, mas que bien, muy bien acompañado. Con esto intento hacerme evadir de todas esas mil historias que estan intentandome hundir poco a poco. Y nada, os dejo una canción cojonuda del gran Manu Chao, un tio que siempre ha sentido cierta admiración profunda por Barcelona. Y es normal porque como diria un argentino: ¡pibe, que linda es Barcelona!

¿Quieres opinar?