Live

Cada uno se lo monta a su manera, pero si hay algo cierto es que cada uno busca a su manera chutes de emociones fuertes para sentirse bien, que digo bien, genial. Algunos a base de montañas rusas y puenting, otros con un coche a 250 kilometros por hora en un circuito, y otros simplemente follando. En mi caso, no hay mayor chute de buena sensación que un concierto. Lo sé, suena absurdo pero es verdad, me encanta la sensación que recorre mi cuerpo cuando disfruto de un buen concierto, normalmente en un festival y con miles de personas a mi alrededor.Pasarán años hasta que mejore la sensación de haber oido en directo una de mis canciones favoritas, Battery de Metallica. Esa sensación de estar delante tuyo tu grupo favorito, esa sensacion de estar escuchando en directo tu canción favorita de ellos… madre mia, aún sigo rememorandolo y aún se me ponen los pelos como escarpias. Es que para un melomano como el que os esta escribiendo no hay nada mas grande que sentir los graves de un directo en la piel, las vibraciones de esos enormes subwoofer chocando contra tus piernas, flipando con los instrumentos, las poses, los efectos, la pirotecnia…

Echo de menos esa sensación, ahce ya un par de meses que no piso un concierto, ni siquiera en fiestas de Vitoria me pasé por alguno, y eso que habá alguno que me interesaba. El siguiente será en Barcelona, Amaral, la verdad es que no me llena como un BBK Live o como un concierto no sé, del Boss o U2, pero va a ser especial y seguro que no me lo paso mal. Decidme amigos, ¿no os encanta esa sensación de la que os hablo? seguro que ams de una persona se identificará conmigo.

¿Quieres opinar?