Memorable

Lo de ayer puede tener muchos adjetivos, desde espectacular hasta ejemplar, pero el mejor adjetivo para recordar la noche del 3 de junio de 2008 será memorable. Las sensaciones que vivimos todos los que asistimos al partido no se pueden contar por muchas palabras que escriba, es algo que, sencillamente hay que vivirlo. Impresionante como todo el pabellón se ponía una y otra vez en pie, como la gente animó hasta el final y sencillamente emocionante el bocinazo final, cuando se hizo realidad el sueño de una noche de verano: El Baskonia se convertía en el campeón de liga por segunda vez en su historia.

Francamente ha sido precioso poder disfrutar de todos los partidos del Tau en casa en vivo, desde el Pamesa pasando por el Unicaja y acabando con el Barça. Algo que nunca se olvidará para este humilde escritor vuestro. Voy a ver si sigo aquí currando un ratejo más, tengo un trancazo horrible, vaya mierda…

Etiquetas:Etiquetas:

¿Quieres opinar?