La sombra del cazador (critica)

Buena pelicula la que he visto hoy en el cine de Richard Gere y Terrence Howard, ese actor de color que triunfó con Crash hace ya un par de años. La sombra del cazador no es una pelicula que optará a Oscars, pero si que es una entretenida historia que merece la pena ser vista, aunque sea en tu casa disfrutando de tu sofá. La historia, basada en parte en hechos reales muestra como un trio de periodistas logran lo que la CIA aparentemente no ha conseguido con todo su poder: capturar al Zorro, un huido militar serbio que fue lider de las fuerzas militares que durante la guerra de Bosnia hicieron las sangrientas y horribles matanzas y limpiezas etcnicas.Richard Gere es un prestigioso enviado especial para conflictos belicos que tras obervar el resultado de una matanza conecta en directo enfurecido con su pais. Fruto de aquella muestra de sinceridad pierde su trabajo y su compañero en los diferentes conflictos belicos, su camara es nombrado asistente de camara del presentador de los noticiarios. Cada uno vive su vida hasta que se vuelven a juntar cinco años despues en el mismo lugar donde se dijeron adios, en Sarajevo. Gere, que dice saber donde se esconde el asesino mas buscado de todo el planeta, culpable del exterminio musulman. Juntos, y con la ayuda de un joven periodist hijo de uno de los directivos de la cadena emprendaran la busqueda del asesino.

Francamente no me esperaba algo tan critico, pero francamente me ha sorprendido y para bien, la historia de la guerra de Bosnia es un tema interesante del que apenas se ha hablado y que resulta interesante analizarlo, pues a dia de hoy, y tras mas de una decada con la paz aún hay grandes asesinos ocultos por aquellas tierras. En la pelicula vemos como el director sugiere que incluso siguen ocultos porque algunas organizaciones nacionales o internacionales les parece mejor dejarlo tal cual. La pelicula es una critica a la pasividad de la ONU, de la CIA o de los americanos frente a los criminales de guerra. Richard Gere interpreta genialmente a un periodista acabado que lucha como puede para salir adelante en un mundo en el que tener valor es sinonimo de exito. Howard, que no esta nada mal no esta a la altura del veterano actor budista.

La pelicula transcurre con un ritmo apropiado, ni rapido ni lento, no se hace ni corta ni larga, funciona muy bien en ese aspecto. La ambientación y el sonido son perfectos, y todo esta recreado para que comparemos el caso irreal de la pelicula con el caso del fugado serbio Radoban Karazcick, exterminador mas que militar en busca y captura desde hace ya 17 años. Interesante pleicula que junto a American Gangster y Soy leyenda completa el trio de peliculas recomendadas de la actual cartelera.

¿Quieres opinar?